Razones para no tomarte a pecho un unfollow en Twitter

Diferencias Facebook y TwitterSi uno de los debates que nunca tendrá fin y siempre estará vigente es aquél en donde se discute a cuántas personas seguir en Twitter, otro asunto que no tiene desperdicio, y sobre el cual se ha hablado mucho también, es el conocido “unfollow”, para algunos especialmente temido.

Hoy quiero ofrecer algunas razones por las que no deberíamos obsesionarnos que nos hagan unfollow en Twitter, pero antes me gustaría mencionar dos artículos que sirven muy bien como introducción. El primero de ellos es de Twittboy, y se llama “Razones del unfollow en Twitter”, y el segundo es de Rosaura Ochoa, “La obsesión por el unfollow en Twitter”. Lo bueno de ambos artículos es que tienen más de tres años, pero reflejan perfectamente la realidad de ciertos comportamientos en Twitter que siguen dándose en la actualidad. Veamos ahora algunos motivos por los cuales no debería preocuparnos tanto por los unfollow en Twitter

1. Siempre hay una primera vez para todo. Para que te hagan unfollow en Twitter, también. Antes o después, tarde o temprano, llegará esa primera persona que te deje de seguir. Tranquilo, es algo que pertenece a las “reglas del juego” de Twitter.
Unfollow Twitter

2. Que te hagan unfollow no significa que seas peor persona, o que seas menos interesante. Probablemente, para quien te ha dejado de seguir sí puede que hayas dejado de ser interesante. O no. Simplemente llenas demasiado su timeline porque eres muy activo, porque te excedes usando Twitter como un tablón de anuncios, o los temas de los que hablas no encajan con su perfil profesional o personal. O vete a saber el qué. Pero eso significa que seas “peor”, a no ser, claro está, que de repente deje de seguirte todo el mundo.

3. Twitter es una red social asíncrona. Aunque esta característica cada vez es más habitual en medios sociales (Facebook “copió”de Twitter esta característica con la opción “seguir”), una de las mayores razones del éxito de la red de 140 caracteres, aparte de su inmediatez como medio, fue precisamente su originalidad al plantear que podíamos leer tweets ajenos o conversar con otros tuiteros sin necesidad de seguirlos. Ya sé que a estas alturas parece obvio decirlo, pero si hablamos de asincronía, el unfollow nos debería parecer tan natural como el follow

4. Que te hagan unfollow no significa que esa persona o contacto desaparezca de tu vida. En mi experiencia personal, he podido hablar, charlar o intercambiar opiniones con personas que no me siguen, o que han dejado de seguirme hace tiempo. Es más, algunas de esas personas no me siguen en Twitter, pero sí en otras redes sociales, y viceversa ¿Qué no te sigan significa que no puedan ser buenos contactos e incluso amigos? En mi opinión, para nada, excepto que las razones del unfollow hayan sido motivadas por algún problema personal o profesional más o menos grave.

Unfollow Twitter

5. Cuantas más personas te sigan, más te harán unfollow. A no ser que practiques esas odiosas -en mi opinión- estrategias del #síguemeytesigo #followback y otras similares, lo más probable es que con el paso del tiempo, y a medida que ganes seguidores, más te harán unfollow. En muchas ocasiones puede ser debido a que justamente ellos esperas que tú les sigas también, y no les guste que no lo hagas. Sí quieres dedicarte a amasar seguidores, es relativamente sencillo hacerlo, pero ¿estás seguro de que ese es el objetivo?

follow unfollow twitter

 6. Quizá seas más feliz si no te dedicas a monitorizar quién te he hecho unfollow. Hay multitud de herramientas que nos permiten saber incluso en tiempo real, quién ha dejado de seguirnos en Twitter. Incluso, en su tiempo, hubo algunas aplicaciones que aseguraban poder aportar datos acerca de qué tweet en concreto fue el que motivó el unfollow (con una fiabilidad, cuanto menos dudosa). Deberíamos plantearnos si el uso de ese tipo de herramientas hace que nos obsesionemos con el número de unfollow que nos hacen. Si dejáramos de usarlas, solamente nos daríamos cuenta de que alguien ha dejado de seguirnos al mirar su perfil o al comprobar que no podemos mandarle un mensaje directo.

7. Twitter es un red para conocer a gente interesante que te hubiera gustado conocer antes. Lo habitual en Facebook es contactar con quien tienes un contacto previo, ya sea personalmente o a través de otras redes. Pero Twitter nos permite descubrir a perfiles desconocidos que,a priori, nos pueden parecer muy interesantes. Sin embargo, lo que en un principio pudo parecernos atractivo, luego se convierte en tedioso, aburrido, carente de relevancia, etc…¿Verdad que te ha pasado con algunos tuiteros? Bueno, pues a algunos tuiteros también le puede ocurrir lo mismo contigo.

¿Has llegado a obsesionarte con los unfollows en Twitter? ¿Te lo tomas como un ataque personal?

En Internet no todo vale. I Jornada de Negocio desde las Redes

Logo de la I Jornada de Negocio y RedesQue los medios sociales han supuesto una revolución en el comportamiento del usuario (léase “comprador” o “consumidor”) y que las grandes corporaciones han  tenido que prestar atención a sus comunidades y desarrollar nuevas estrategias de comunicación y marketing no es ya ningún secreto. Pero, ¿son siempre exitosas las campañas de las marcas en redes sociales? ¿qué ocurre con las pymes? ¿pueden tener éxito también? ¿hemos vendido demasiado humo los que nos dedicamos a la comunicación y marketing online? ¿cómo podemos hacer verdaderamente rentable una inversión en medios digitales?

Para responder a estas y a otras preguntas, y porque en «Internet no todo vale», Tasiritec Media Marketing y el Grupo de Comunicación Diario de Avisos organizan la 1ª Jornada de Negocio desde las redes, el próximo jueves 16 de mayo en el Salón de Actos de CajaSiete. Se trata de una  jornada gratuita con una duración prevista de cuatro horas, en la que tendré el placer de compartir una pequeña ponencia acerca de las peores prácticas en medios sociales junto a excelentes profesionales de la talla de Argentina Oliva, responsable de comunicación y ventas de Fulbrand; José Román Hernández, conocido en la Web como Manz y editor de Emezeta. com y Kilian Barrera, socio-fundador de Welovroi, herramienta de medición en marketing digital.

Tras las ponencias, que serán presentadas por Ylka Tapia, social media strategist del Grupo de Comunicación Diario de Avisos y por Verónica Martín, subdirectora de publicaciones del mismo grupo, se debatirán las dudas de los asistentes en una mesa de debate a la que se incorporará José Frechín, profesor del posgrado de redes sociales de la Universidad de La Laguna y otros reputados profesionales para ampliar los temas y resolver las dudas de los asistentes.

Los tres grandes bloques que se trabajarán en esta primera jornada son redes sociales, blogs y medición y retorno de la inversión (ROI) en marketing digital. «En Internet no todo vale» está dirigido a empresarios, representantes de pymes, profesionales de los medios sociales y estudiantes universitarios que quieran enfocar su carrera profesional hacia la Red. La asistencia es completamente gratuita pero requiere de inscripción a través de Ticketea. Durante toda la jornada usaremos el hashtag #negocioredes para difundirla a través de Twitter, y para que los asistentes o cualquier interesado pueda opinar o formular preguntas a los componentes de la mesa de debate.

¿Nos vemos allí?

Cómo cargarte la reputación de una marca en un día y 200 tweets.

He estado pensando durante un buen rato si escribir este post o no. Al final he decidido que sí, más que nada porque se trata un poco de defender nuestro trabajo en los medios sociales. No me extenderé demasiado, pero sí quiero dejar constancia de lo peligroso que puede ser dejar en manos de ciertas personas la gestión de los medios sociales de ciertas marcas o instituciones con cierto prestigio. Y no soy nadie para dar lecciones, pero sí creo que hay ciertos comportamientos que son completamente censurables, y seguramente cualquier otro profesional de otra ámbito lo denunciaría y haría algo parecido si viera algo similar.

Repasando Twitter anoche, descubro a través de unos compañeros cómo una institución muy conocida en Tenerife ha llenado su timeline de spam puro y duro, pidiendo votos para un particular, con el objetivo de que gane un concurso que le permita asistir a la Eurocopa que comenzará en los próximos días. Cuando vi los primeros tweets, pensé que sería un error  la hora de seleccionar las cuentas del gestor de las mismas, pero nada más lejos de la realidad.

La cuenta en cuestión pertenece a Costa Adeje, marca que gestiona el Área de Política Turística del Ayuntamiento de la Villa de Adeje, población situada al sur de Tenerife y que cuenta como principales ingresos todos aquéllos relacionados con la hostelería y turismo. Lo primero que me llamó la atención fue la ingente cantidad de tweets emitidos en unos pocos días. Como se puede observar en la imagen obtenida con Tweetstats, en tres días la cuenta lanza la nada despreciable cantidad de 233 mensajes en el momento de hacer la medición:

Costa Adeje Twitter

¿Y cuál es el contenido de los tweets? A continuación les ofrezco la captura de una parte de esos 233 tweets para que puedan valorarlo ustedes mismos.Pero antes de eso, y para acabar, solamente un par de reflexiones:

– A las instituciones: sería recomendable tener algo más de cuidado a la hora de contar con determinadas personas que gestionen sus medios sociales. Esto no es un juego, estamos transmitiendo una imagen concreta a miles de personas que siguen la cuenta.

– Al gestor de la cuenta: si quieres hacer spam, hazlo con tu cuenta. Ten un poco de vergüenza y respeta a los que queremos que la comunicación y marketing en medios sociales sea algo serio.

Y no voy más allá, que cada uno saque sus conclusiones, observen el estilo de comunicación del gestor de esta cuenta de Twitter, y anímense a comentar si les apetece.

Imagen de cabecera: http://www.e-interactive.es/

Costa Adeje

 

Psicología y redes sociales: colaborando en La Linterna en Tenerife de COPE

COPE TenerifeHe tenido este pasado miércoles el placer de compartir un estupendo rato de tertulia en COPE Tenerife, dentro de su programa “La Linterna en Tenerife” de la mano de José Carlos Alberto. Todos los miércoles por la tarde este programa dedica unos minutos a los medios sociales, gracias a la iniciativa de Isa Robayna, que muy amablemente me invitó a asistir al programa, y que me ha “amenazado” con volverme a llamar para alguna próxima intervención 😀

Junto a nosotros estaba la inestimable presencia a través del teléfono de Manuela Battaglini, conocida social media manager y Vicepresidenta de Aerco, que tal y como recordamos ambos en la emisión en directo del programa, fuimos de las primeras personas en seguirnos mutuamente en Twitter, y casualmente compartimos fecha de nacimiento. Verdaderamente fue un lujo compartir espacio y ondas con estas personas.

Psicología y social media” fue el tema a tratar en La Linterna, y se habló, entre otros asuntos, de qué tipo de perfiles personales usan los medios sociales, los posibles peligros de los mismos, y de qué redes sociales están más de moda o y tienen más usuarios activos. Estuvimos todos más o menos de acuerdo en que Facebook, por el momento, sigue siendo el rey de los medios sociales generalistas, aunque hay muchas otras redes de suma importancia (por ejemplo, Tuenti, sobre todo en el segmento de adolescentes y jóvenes españoles), u otras redes como Instagram, que en muy poco tiempo ha logrado millones de adeptos aficionados a la fotografia, o plataformas como Spotify, que han supuesto en buena parte una revolución en la forma de escuchar música.

Isa Robayna insistió en la necesidad de formación que requieren los padres, para que a la vez estos puedan asesorar a sus hijos en el uso de redes, ya que los progenitores se sienten desinformados y muchas veces están desorientados en la medida en que no saben muy bien que hacer para hacer una buena labor preventiva. Creo que en este punto también estuvimos todos de acuerdo, sobre todo en que las plataformas sociales no son malas per se para nadie, sino que depende, como casi todo, de la forma que se utilice.

Espero que la experiencia se repita pronto, la radio desprende un aroma especial y es un gustazo poder aportar opiniones en ese maravilloso espacio. En este link disponen del podcast de la totalidad del programa, por si quieren escucharlo.

Imagen: Isa Robayna.

Mourinho compra FB preguntas y Quora. Nace la red “¿Por qué?”

José Mourinho, entrenador del Real Madrid Club de Fútbol, ha dado un radical giro de 180 grados a su estrategia de comunicación. comprando la red de preguntas Quora y la aplicación de preguntas de Facebook. Al parecer, la intención es fusionar ambas plataformas para aprovechar sus características, y la nueva red social de preguntas y respuestas pasaría a llamarse “¿Por qué?”.

Es de muchos conocida la especial personalidad de Mourinho, sobre todo en lo que se refiere a sus relaciones con los medios y el contenido de las declaraciones que hace habitualmente a la prensa. Uno de los episodios más comentados fue la rueda de prensa después de una semifinal de la Champions League en contra del F.C. Barcelona, en donde se preguntó a sí mismo en varias ocasiones “¿Por qué?”, haciendo referencia a algunas decisiones arbitrales que consideraba injustas y habían perjudicado a su equipo.

http://www.youtube.com/watch?v=K7Dm-EKkZ4E

A partir de este momento, y siendo consciente del enorme uso y potencial de las redes sociales, José Mourinho empezó a gestar la idea de una plataforma social de preguntas y respuestas, pero adaptada a sus necesidades y con el objetivo de poder facilitar a cualquier personada indignada y que se pregunte ¿Por qué?. Todo esto lo he sabido gracias a un amigo que trabaja en el equipo merengue, y me ha comentado también que “Mou no lo dudó después de aquella semifinal. Algunos días después del partido leyó por casualidad varios posts de Mashable, y obtuvo la clave para hacer catarsis después de tanto sufrimiento”.

Tengo que reconocer que lo primero que me extrañó fue ese logotipo tan simple y usando Comic Sans, pero con respecto a esto, otro buen contacto que tengo en la capital me comenta que “Mourinho está convencido de que el contenido es el rey, y no ha querido perder tiempo en tonterías; es más me comentó que le encanta la Comic, y que si a la gente no le gusta, pues que no entre, así de claro”.

Tampoco he podido evitar pensar en la manera que se desarrollará este proyecto; me refiero a que lo lógico es que lo lleve una agencia especializada en comunidades y marketing online, agencia de comunicación o similares, pero mi sorpresa ha sido al enterarme, esta vez por un anónimo que me ha contactado, que “Mourinho no prevé, en ningún momento, la contratación de agencias, social media strategist o community manager. Es más, él mismo llevará las cuentas de los perfiles sociales de la plataforma, y la gestión integral de la misma. La única duda que le surge en estos momentos es si usar Hootsuite o Tweetdeck para actualizar los contenidos”.

No cabe duda que el mundo de las plataformas sociales en Internet cada día nos trae novedades, pero el caso que he conocido de José Mourinho es insuperable. ¿Ustedes como lo ven?

Valoria la Buena: ¿Les ayudamos a recuperar el espíritu navideño?

En ocasiones, sobre todo los que trabajamos en al área de los medios sociales, nos centramos en las comunidades virtuales, en contabilizar fans, en promover acciones, etc. pero nos olvidamos de los comportamientos de las comunidades “offline”. Un caso sobre comunidades que he descubierto hace poco y me gustaría compartir es el de Valoria la Buena, un pequeño pueblo vallisoletano de no más de 700 habitantes.

Resulta que en la Nochevieja del año 1995, un par de horas antes de las campanadas que iban a dar la entrada al año nuevo, todo el pueblo se quedó sin luz, teniendo que cenar sus habitantes a la luz de algunas velas, y quedándose entre sus habitantes una sensación de amargura y tristeza. A partir de ese momento, se decidió celebrar una nochevieja de verano, fiesta que con el paso de los años ha ido ganando adeptos y visitantes, llegando a 15.000 personas en la última edición.

En este vídeo puedes ver y escuchar un resumen de los acontecimientos de aquella Nochevieja:

Sin duda, ha sido una original iniciativa de esta pequeña comunidad de habitantes, que sufrió un gran chasco aquel invierno de 1995. Pero a pesar del éxito de esta fiesta veraniega, y de la promoción e ingresos extra que supone para el pueblo, el espíritu de la Navidad se ha perdido en buena parte en la localidad. Ahora se pretende, en una original campaña promovida por Vodafone, recuperar e iluminar de nuevo la Nochevieja.

La compañía ha instalado unos carteles LED en el pueblo, en donde podemos enviar mensajes de ánimo y felicitación para que sus habitantes puedan leerlos. Se puede hacer desde este enlace y la plataforma cuenta con cámara en directo para que podamos ver cómo van saliendo los textos.

¿Animamos a lops habitantes de Valoria la Buena a recuperar el espíritu navideño?

Gracias por RT

retweet

Este post es la segunda colaboración con los compañeros de Las Iniciativas, Cluster de Comunicación y Marketing de Canarias. La entrada original esta aquí, y también pueden seguirlos a través de Facebook y Twitter.

Recuerdo, hace ya casi 3 años, que al entrar en Twitter las primeras ocasiones, una de las primeras conversaciones o cuestiones que se comentaban en el timeline era si se debía o no dar las gracias por los retweets o retuiteos. Creo que muchos por aquella época éramos bastante novatos en esa red, y nos algunos de nosotros nos planteábamos si no estaríamos saturando a los demás usuarios con esos agradecimientos, ya fueran por los RT, por las menciones o por los famosos #FF, que ya despuntaban en ese período.

Aunque podemos encontrar en varios blogs, entre uno de ellos el de Iván Rodríguez, más conocido como @twittboy, referencias a conductas más o menos deseables en ese sentido (recomendable ver el ejemplo que pone Iván en referencia a José Miguel Bolívar @jmbolivar), todavía no disponemos de un manual de estilo “oficial” que tomar como referencia. Por otro lado, espero que ese libro de estilo tal cual nunca aparezca, ya que una de las grandezas de Twitter es la libertad de actuación que permite y la inmensa heterogeneidad de comportamientos de los usuarios.

Hoy en día sigue siendo un tema extensamente comentado, e incluso se ha convertido en uno de los principales argumentos, junto con la contestación ( o no) a las menciones, para catalogar a determinados usuarios como gurús: es decir, si un usuario con unas cuentos miles o decenas de miles de followers no contesta a menciones o RT, se le atribuye esa condición rápidamente.

En las últimas semanas he estado analizando mi propio comportamiento en Twitter, y me he dado cuenta que suelo dejarme varias menciones y RT sin agradecer. Hace un tiempo estaba acostumbrado (y lo tenía como una de mis principales normas), agradecer cada reply y cada retuiteo que me hacían, pero en los últimos tiempos me resulta verdaramente imposible. Ya sea por carga de trabajo diaria o porque uno, de vez en cuando, puede tener cierto éxito con un tweet más o menos acertado o divertido, me he dejado por el camino varios agradecimientos. Puede que  a alguno le resulte extraño y no lo entienda del todo, pero digánme ustedes cómo responderían a un tweet que se acerca al centenar de réplicas (repito: no es lo normal en mi caso, pero a veces ocurre).

No voy a entrar a discutir si se debe o no agradecer cada mention, cada RT o cada #FF. Hay múltiples formas de hacerlo (o de no hacerlo), y cada uno debe elegir la suya. Insisto en que mi costumbre, por norma general, es agradecerlos, pero a veces no se puede.

Es por ello que quiero aprovechar para darte las gracias. A ti, que no se si has llegado a través de Facebook, de Twitter, de Google+ o de algún otro medio social, gracias por gastar unos segundos en leerme, gracias por molestarte en abrir un enlace, gracias por mencionarme, y gracias sobre todo por hacer que la experiencia en Twitter sea cada día más enriquecedora. Aunque no te de las gracias, aunque no te mencione, y aunque parezca que me olvide, cada mención, cada RT o una risa, comentario o crítica provocada por un tweet me hacer sentir respeto por ti.

Gracias por RT 🙂

Imagen: www.islabit.com

El cartel de la autopista del Norte: esto es engagement y el resto una tontería

cartel autopista del norteEngagement es uno de los términos más usados últimamente en marketing, y sobre todo en la gestión de comunidades online. Traducido literalmente al castellano significa “compromiso”, aunque su significado real vaya mucho más allá y realmente signifique algo así como “lograr el amor incondicional o fuerte vínculo de una persona hacia una marca”.

Una de las plataformas o medio social en donde es relativamente fácil medir el engagement, es fuera de toda duda, Facebook. Las estadísticas internas de este medio nos permiten analizar algunos KPI (key performance indicators) que pueden darnos una idea bastante aproximada del grado de compromiso y vinculación que tienen los fans con la marca que gestionamos. Con los últimos cambios en Facebook Insights y  la aparición de la métrica “personas están hablando de esto”, todavía se hace más fácil esa medición (en esta infografía publicada por Pizcos podemos ver más datos).

Son muchos los consejos que se dan por parte de manuales y expertos en la materia acerca de cómo conseguir un mayor engagement en nuestra fan page de Facebook (número de publicaciones diarias, tipo de contenido, responder a los comentarios de los participantes, etc.), aunque no hay una norma fija y algunas comunidades “rompen” completamente esas normas, como por ejemplo  el caso de Zara, del que mucho se ha hablado ya en varios posts, como en el recientemente publicado por @manorodriguez.

Y es aquí donde me gustaría presentar un caso, que cuanto menos, me parece curioso. Desde hace varios años, una persona que se hace llamar “anoniman”, pone frases en un cartel situado en la autopista del norte de Tenerife, a la altura del kilómetro 32, muy cerca del Puerto de la Cruz. La inmensa mayoría de conductores que transitan esa carretera a diario ven como casi a diario hay una nueva frase en ese cartel. Se trata de frases agudas, ingeniosas y perspicaces que muy bien podrían pertenecer a un tweet ( por cierto, hay cuenta de Twitter y se llama @cartelautopista).

Anoniman tiene un blog en cual se van colgando fotos de las frases colocadas en el cartel. Ni más, ni menos. No hay texto, no se responden comentarios, pero esta bitácora tiene 1214 personas agregadas en la red Google Friend Connect, lo que ya nos da una idea de cómo el cartel se ha convertido en social object.

Pero más llamativa aún es la fan page en Facebook. Son ya más de 23.000 fans, y aquí no tenemos landing page, ni bonitas pestañas personalizadas, ni siquiera username personalizado ni nada por el estilo. Solamente mirando algunos números podemos quedarnos boquiabiertos: 2561 personas hablando de esto y un extenso número de personas a las que les gustan las publicaciones, las comentan y las comparten. Como pueden imaginar, y de manera similar al blog, no hay moderación de comentarios ni otro contenido diferente al de la foto que corresponde a cada nueva frase. No entro a hacer ahora cálculos específicos para hallar el engagement rate, pero ya le gustaría a más de una marca tener estos números.

¿Por qué ha tenido tanto éxito esta iniciativa? Porque, en primer lugar, el autor del cartel no ha tenido más intención que la de aportar algo original, lleno de ingenio y con la única premisa de poner mensaje, tal y como dice “anoniman” que “inviten a sonreir, a soñar, ideas que te colocan en lado positivo”. En segundo lugar, no hay ningún tipo de manipulación, intento de viralización ni ánimo de lucro: lo hace por el mero hecho hacerlo, y por le placer que ello le da. Y en tercer lugar, porque antes de que existiera la fan page, e incluso el blog, ya se había creado ese objeto social necesario que requieren los productos o servicios que se anuncian en la red. Los usuarios de la autopista, y en general, los habitantes de la isla ya hablábamos de el fenómeno del cartel antes de que las redes sociales se convirtieran en propagadores y difusore de información y contenidos a gran escala.

Sin duda, este es el ejemplo de una comunidad ” de verdad” y de engagement. Lo demás son tonterías 🙂

Edit: justo al publicar el post he visto otro de @xpeytibi que también habla de los carteles de la autopista del norte, aunque en este caso se centra en una polémica surgida por la manipulación de una de las fotos por parte de un partido político. Les sugiero revisarlo por los datos que aporta, creo que ambos posts son complemnetarios. (Visto gracias a @jfrechin)

¿Te has convertido en un bot en Twitter?

Bot TwitterNo cabe duda de que Twitter se ha convertido en una de las principales redes de difusión de contenidos, y en gran medida, red de contenidos en sí misma. Más allá de la discusión sobre si Twitter es una red social o no (en mi opinión sí lo es), queda claro que muchos de nosotros nos nutrimos constantemente de información de esta red una vez que hacemos una configuración adecuada de nuestra cuenta (a través de las listas, por ejemplo).

Los contenidos que podemos encontrarnos en Twitter son infinitos, e incluso muchas personas abogan por el uso de esta herramienta como el principal “proveedor” de los mismos, aunque lo normal es que muchos de nosotros usemos un lector de feeds para estar al día de las noticias que más nos interesan. Y es aquí donde entran en juego herramientas como Twitterfeed, que nos permiten difundir en Twitter y postear en Facebook automáticamente aquellos posts que hayamos elegido en función de nuestros intereses personales y profesionales.

Con Twitterfeed podemos ser más productivos y ahorrar mucho tiempo en el proceso que supone leer un post, fabricar un tuit o un post y enviarlo a nuestra red favorita. No nos hará falta hacer nada, ya que el robot de Twitterfeed automatiza rápidamente esa tarea y nos permite dedicarnos a otros menesteres.

¿Pero es Twitter solamente un difusor de contenidos? En mi opinión, no. Twitter también es conversación e interacción, y es ahí donde observo a diario como muchos tuiteros se han convertido en bots. No hablaré de ninguno en concreto, porque si algo tengo claro es que cada uno debe usar Twitter como le venga en gana (siempre y cuando respete las mínimas normas de etiqueta y educación en la red).

Sin embargo, que respete el uso que le de cada tuitero a su TL no significa que me gusten todos los comportamientos, ni mucho menos. Muchos usuarios de Twitter utilizan casi exclusivamente twitterfeed para tuitear, algo que me genera bastante rechazo, sobre todo por varias razones:

1. Cuando veo un tweet que proviene de TwitterFeed, sé que la persona que está gestionando su cuenta  no esté activa en ese momento. Puede parecer una tontería, y es cierto que ocurre lo mismo cuando se programa un tweet, pero me hace percibirlo como “menos persona”.

2. Se corre el riesgo de que el tweet muestre una información que no interese ni siquiera al propio tuitero, y me explico. Al estar el proceso totalmente automatizado, puede ocurrir que el post que estamos difundiendo no se ajuste del todo a los contenidos que estamos habitualmente acostumbrados a difundir (más de una vez he visto enlaces y tuits de ciertas personas que, bien sea por su tono o contenido, para nada se corresponden con su “perfil” habitual”).

3. Se pierde la conversación, el diálogo y la interacción. Si la persona que está usando Twitterfeed o una app similar no está activa en el momento que se difunden esos tuits con los posts enlazados, se elimina la posibilidad de entablar una pequeña conversación con ella.

Podemos discutir mucho acerca de los usos de Twitter, de sus usuarios, de sus costumbres, etc. pero para mí Twitter es algo más que poner posts y difundir información: es conversación, es discusión, es aportación de ideas, y es por ello que empiezo a odiar “un poquito” a Twitterfeed o similares. En cualquier caso, no es realmente una crítica a la herramienta, sino al uso que hacen de ella algunos tuiteros. Y es cierto que en cualquier caso, hay bastantes usuarios que hacen un uso que para mí gusto es más apropiado: automatizan sus tuits, pero su TL es una mezcla de información, opinión y conversación, pero muchos otros parecen haber sido abducidos por ciertas apps y han desaparecido como personas.

El universo de los medios sociales se compone, en mi opinión, de tres aspectos fundamentales: las personas, los contenidos, y las herramientas que nos facilitan la difusión de los mismos. ¿Nos estamos olvidando en ocasiones el primer elemento? ¿Qué opinas?

Imagen tomada de www.know-how.com.es

Community manager: ¿eres tú, o eres tu marca?

Community manager se ha convertido en los últimos años en el concepto o puesto de trabajo de moda en las plataformas sociales de Internet. Cada día podemos leer innumerables artículos sobre el tema desde diferentes fuentes, en donde se debaten infinidad de temas relacionados  en torno a esta figura.

Pero sin duda, otro de los tópicos más frecuentes, sobre todo en Twitter, es el uso de la expresión “marca personal” o “identidad personal“. Las plataformas sociales se han convertido en una magnífica oportunidad para aumentar nuestra visibilidad personal y profesional, en tanto en cuanto estas nos ofrecen la oportunidad de poder mostrar nuestro trabajo, experiencias, opiniones, etc. Es recomendable, en este sentido, leer algunos de los posts en los blogs de @marcapersonal, @seniormanager, @arey, @yoriento o @JoseLdelCampo, entre algunos otro autores.

El community manager, entre otras muchas funciones, es el encargado de dotar, aportando valor y contenidos a la comunidad, de identidad digital a la marca o institución que representa, independientemente de que esta persona tenga su propio perfil en algunos medios sociales. En algunos casos, a la marca o institución le puede interesar que su community manager sea alguien con especial relevancia en los medios sociales, con el objetivo de tener un mayor alcance en esos medios, y en otras muchas ocasiones, el gestor de comunidades permanece en el anonimato.

En el primero de los casos, tanto en la bio de la marca como en la del community manager, se refleja perfectamente esa relación entre marca y gestor de la cuenta, resultando algo parecido a esto: Marca “X”: Hola! somos “X” y esta es nuetra cuenta de Twitter. Estamos a tu disposición aquí, cuenta atendida por…. y en el caso de la bio del gestor, suele aparecer algo así: Licenciado en “x”, me gustan la comunicación y las redes sociales…blablabla…. Gestiono la cuenta de “X”. Por otro lado, hay muchas marcas o instituciones que prefieren no “promocionar” a su gestor de cuentas, y este también prefiere estar en el anonimato.

Pese a que ya hay bastante literatura sobre la gestión de comunidades online, la conveniencia de tener un community manager “visible” para la marca o no es algo sobre lo que no hay una recomendación más acertada que otra, ya que depende de qué empresa hablemos, de qué objetivos tenga y del propio gestor de la cuenta. En mi caso personal, he visto ejemplos de cada uno de los casos que funcionan perfectamente, y al contrario, situaciones donde escoger una u otra opción no fue lo más adecuado.

En cualquier caso, una práctica que veo con frecuencia en Twitter y Facebook (y cada día más), es que el gestor de la cuenta de una marca acostumbra a hacer RT (o compartir en el caso de Facebook) de las publicaciones de esa marca desde su cuenta personal. O lo que viene a ser lo mismo, el community manager crea un contenido interesante y relevante para la marca, para a continuación redifundir esa misma información desde su perfil personal en varias plataformas sociales.  Esta forma de comportamiento da lugar a una extraña mezcla entre la persona y la marca que representa, lo que puede llegar a confundir al seguidor de ese community manager.

Otro de los comportamientos que he observado en algunos community manager es “colar” su marca en algún evento importante, aunque la temática de este no tenga absolutamente con la actividad de la empresa o con su social object. Es decir, el gestor de cuentas acude de forma personal, pero aprovecha para dar visibilidad a la marca, ya que hay cientos de asistentes al evento, miles por streaming y un hashtag con un buen alcance asegurado (nos quejamos de que Bisbal usara el #prayforjapan, pero otros hacen exactamente lo mismo con sus marcas)

Como ya sostenía antes, no hay una norma “perfecta” para todos los casos, y la práctica o no de determinados comportamientos puede ser más o menos recomendable, pero mi preocupación se ciñe más al aspecto ético del community manager. A veces nos centramos y nos obsesionamos con los cientos de herramientas de medición, con el dichoso (pero muy necesario) ROI, etc…pero nos olvidamos de que trabajamos por y para las personas, sean estas gestores de cuentas o no.

¿Qué opinas? ¿Debemos hacer RT de nuestras marcas para darles mayor visibilidad? ¿Debemos crear y dinamizar comunidades sea como sea? ¿Crees que en algunas ocasiones se confunde el community manager de una marca con la marca en sí misma?