BinterCanarias: escapada a Agadir con #binteramigos

Binter Canarias AgadirEl pasado 6 de noviembre daba comienzo la tercera edición del concurso “Llena un Binter de amigos“, organizado por la aerolínea BinterCanarias a través de un microsite en Internet y ampliamente difundido en su fan page de Facebook y su cuenta de Twitter mediante el hashtag #binteramigos.  Agadir, en Marruecos, fue el destino elegido en esta ocasión para que pudiesen viajar los 50 amigos ganadores. BinterCanarias organizó el concurso como promoción de uno de sus nuevos destinos internacionales, que se une a los que ya operan en la actualidad.

Este fin de semana tuvo lugar el viaje para los ganadores, y un grupo de periodistas, bloggers y tuiteros tuvimos la gran suerte de acompañarlos y poder disfrutar durante un día y una noche de la ciudad marroquí, importante centro de actividad turística y comercial del sur del país africano, y que posee una magnífica playa de arena dorada de 10 kilómetros de largo.

Durante todo el trayecto de ida, que duró aproximadamente una hora y 50 minutos, el buen ambiente fue la nota predominante entre los viajeros; se trataba de un grupo muy heterogéneo, compuesto por personas de todas las edades y que, en muchos casos, ni siquiera se conocían entre ellos. Una vez en nuestro destino, una guagua nos llevó hacia el magnífico hotel de 5 estrellas donde nos alojaron. Después de un té de cortesía y de dejar la maleta en la habitación,con magníficas vistas a la piscina, pudimos almorzar en el buffet y tomarnos algunos minutos para descansar.

Llena un avión de amigos Binter AgadirDurante la tarde del sábado pudimos conocer de primera mano los principales atractivos de Agadir, tales como un mirador situado en El Kasbah, antigua fortificación típica del norte de África, con magníficas vistas;  su enorme puerto con un interesante astillero donde se trabajaban de forma magnífica algunas embarcaciones de madera,  la preciosa mezquita de Mohammed V, un establecimiento donde vendían productos de medicina natural y todo tipo de especias o el enorme zoco lleno de frutas, verduras y demás elementos que decoraban un bonito escenario, lleno de detalles para todos los sentidos. Un corto pero intenso paseo que nos ofreció a todos la cara más tradicional de una ciudad moderna.

Llena un avión de amigos BinterCanariasDespués de la magnífica (y suntuosa) cena que nos ofrecieron en un restaurante a las afueras de Agadir, con espectáculo de baile y danza muy entretenido, algunos de los periodistas y bloggers decidimos descubrir la vida nocturna de la ciudad. Después de pasar por varios locales, nos decidimos por uno en donde nos acomodaron en una mesa y pudimos disfrutar de algunas bebidas y de la típica pipa usada en muchos países orientales o de tradición musulmana, la “cachimba” o “narguila”.

A la mañana siguiente tuvimos tiempo de desayunar y de dar un paseo por la playa de Agadir, donde pudimos ver escenas cotidianas tales como muchas personas haciendo ejercicio, niños jugando al fútbol o vendedores ambulantes ofreciendo sus productos. Nada demasiado diferente de cualquier localidad turística, aunque con el matiz diferenciador de las vestimentas y costumbres del lugar. Después, el tiempo justo para recoger la maleta y subirnos a la guagua que nos llevaría de nuevo al aeropuerto para regresar a Tenerife hacia el mediodía.

No he querido extenderme demasiado en las actividades realizadas durante el viaje. Como hay expertos blogueros que lo hacen muy bien, les  recomiendo que lean el completo post de Daniel Vinuesa, uno de los integrantes del viaje, experto trotamundos y editor del blog Viajes para torpes.

BinterCanarias: volando e integrando on y off.

Binter Canarias Llena un avión de amigosBinterCanarias parece haber dado en el clavo con este tipo de concurso, ya que más allá de sortear un vuelo, que es lo que “se espera” de una compañía aérea, va un paso más allá y logra que los participantes se impliquen en la mecánica del mismo, y lo que es más importante, se diviertan durante todo el proceso.

En muchas ocasiones, las marcas presentes en Internet y en medios sociales usan las promociones y concursos como una forma de ganar visibilidad y aumentar el número de seguidores o fans, sobre todo cuando sacan al mercado nuevos productos o servicios. Pero ocurre que, también en muchas ocasiones, y más cuando se trata de empresas relacionadas con el sector turístico, se limitan a sortear un producto, pero no ofrecen ninguna experiencia al cliente. Uno de los errores más típicos de las acciones en redes sociales es, precisamente, desarrollar las acciones en esas redes, pero dejarlas morir ahí, sin que tengan repercusión en el mundo “off”.

Jaima BinterCanarias AgadirMás allá de su excelente política de comunicación en medios sociales, BinterCanarias ofreció a los ganadores una completa experiencia, que había comenzado en el “on”, para acabar en un una travesía “off” que fue del agrado de todos los pasajeros. La compañía aérea no se limita a sortear un billete, sino que apuesta por promocionar uno de sus nuevos destinos intentando que los agraciados en el concurso se sientan como en casa y disfruten al máximo de todas las actividades. Sinceramente, me parece un muy buen ejemplo del uso de medios sociales por parte de la empresa. Si una compañía aérea ofrece una nueva ruta hacia un destino, ¿por qué no permitir que una pequeña muestra de personas experimente el viaje y conozca un poco la ciudad a la que se dirige el vuelo?

Claro, después de leer esto muchos pueden pensar: “Hombre, y qué vas a decir si te invitaron a ir….”. Pues quien me conozca sabe que soy bastante crítico, pero en esta ocasión, lo digo sinceramente, no hay nada negativo que resaltar; reitero que me ha parecido una buena estrategia de marketing, muy bien llevada a cabo. No es la primera vez que escribo sobre BinterCanarias, y no veo nada malo en hablar de una marca cuando se hacen las cosas bien.

Binter Canarias AgadirPor otro lado, me gustaría agradecer y destacar el exquisito trato y la atención prestada por Mari Luz, jefa de marketing y atención al cliente, Celia, técnica en productos y servicios y Víctor, del departamento de marketing de BinterCanarias, los cuales pusieron sus máximos esfuerzos en que todos y cada uno de los elementos salieran como estaban previstos. Se nota que su implicación con la empresa es del 100%, y es algo que agradecimos todos los integrantes del viaje, recibiendo un cordial y cariñoso trato y sintiéndonos en todo momento como en casa. La tripulación también tuvo un comportamiento estupendo, uniéndose a nosotros en todo el recorrido por Agadir y prestándonos una exquisita atención.

Muchas gracias BinterCanarias, y nos vemos en la próxima!

¿Nos hemos vuelto maleducados en las redes sociales?

redes sociales mala educaciónNo digo nada nuevo por aquí al afirmar que las redes sociales nos han permitido amplificar nuestros mensajes. Todos tenemos algo que decir, enseñar o mostrar: una opinión, un trabajo, una obra de arte, etc. y las plataformas sociales han permitido que muchísimas personas se hayan vuelto visibles, para bien o para mal.

Sin duda, uno de los mayores cambios que están sufriendo las empresas es la tremenda exposición a la que se ven sometidas a diario. Los usuarios mencionan constantemente marcas, productos y servicios en la red, ya sea para actuar como prosumers y alabarlos o bien para criticar algún aspecto que no les ha gustado.

Y es en este sentido donde me he fijado en una pauta de comportamiento que cada vez se va generalizando más. Cuando estamos molestos, insatisfechos o disconformes con un servicio prestado, con un producto o con una marca que nos ha decepcionado, nos vamos a nuestra red social preferida y damos a conocer a nuestros fans, amigos o seguidores el problema que hemos tenido. Si la empresa de la que nos quejamos tiene algún perfil en las redes sociales y realiza una monitorización adecuada de lo que se dice sobre ella, sabemos que al menos está escuchando el mensaje (otra cosa diferente es que tome parte activa en el asunto, pero eso lo dejaremos para otro post).

Genial: los usuarios somos ahora los reyes, o como le oí decir hace poco a @jimmypons, somos los “gobernantes” porque tenemos la sartén por el mango. Las marcas se ven obligadas a cambiar estrategias, a reconducir sus planteamientos y a ofrecer ese “algo más” que espera el consumidor. Pero dentro de ese comportamiento veo un grave problema: nos estamos volviendo muy agresivos, y en ocasiones, nos creemos con derecho a decir lo que nos de la gana y de la manera que nos de la gana en el muro o timeline de una marca.

No voy a poner por aquí capturas de pantalla específicas, quien sea usuario habitual de las redes sociales sabrá de lo que hablo. Hemos pasado de un completo anonimato a una visibilidad absoluta gracias a la viralidad que pueden tener los mensajes en las redes, pero el estilo de comunicación agresivo, por desgracia, se está volviendo más común de lo deseado. Creo que a veces es consecuencia de varias elementos: de la facilidad de uso de las redes, de la amplificación o reach que puede llegar a tener el mensaje, pero sobre todo de una mala gestión del ego o la vanidad del usuario, que entiende que como ahora las marcas “oyen” al consumidor (y a veces también “escuchan”), tenemos derecho a soltar todo tipo de improperios.

Parece que, de alguna manera, hemos pasado de un comportamiento pasivo al agresivo, sin pasar por la conducta más deseable, que es la asertiva. ¿Qué es ser asertivo? Tener la capacidad de expresar opiniones, sentimientos, valores, creencias, etc…sin la intención de hacer daño, perjudicar o herir al receptor de la información. Pues poco de eso se ve por la red: insultos, descalificaciones, ironías dañinas…cualquier cosa porque pensamos que “en la red todo vale”. Es decir, que en los medios “sociales”, muchas veces somos “antisociales”.

Me quedo con una reflexión final recordando la ponencia de @Gallir en la última edición de Internet es Tuyo . Se trata de una conferencia de media hora de psicología pura y dura,  ni más ni menos, y con unas conclusiones más que interesantes sobre nuestros comportamientos en la red. ¿No seremos todos un poco trolls en las redes? ¿Usamos las redes como una suerte de catarsis igual que hacen algunos los domingos en el fútbol insultando al árbitro?

Foto tomada de http://pics.filmaffinity.com