Community manager: ¿eres tú, o eres tu marca?

Community manager se ha convertido en los últimos años en el concepto o puesto de trabajo de moda en las plataformas sociales de Internet. Cada día podemos leer innumerables artículos sobre el tema desde diferentes fuentes, en donde se debaten infinidad de temas relacionados  en torno a esta figura.

Pero sin duda, otro de los tópicos más frecuentes, sobre todo en Twitter, es el uso de la expresión “marca personal” o “identidad personal“. Las plataformas sociales se han convertido en una magnífica oportunidad para aumentar nuestra visibilidad personal y profesional, en tanto en cuanto estas nos ofrecen la oportunidad de poder mostrar nuestro trabajo, experiencias, opiniones, etc. Es recomendable, en este sentido, leer algunos de los posts en los blogs de @marcapersonal, @seniormanager, @arey, @yoriento o @JoseLdelCampo, entre algunos otro autores.

El community manager, entre otras muchas funciones, es el encargado de dotar, aportando valor y contenidos a la comunidad, de identidad digital a la marca o institución que representa, independientemente de que esta persona tenga su propio perfil en algunos medios sociales. En algunos casos, a la marca o institución le puede interesar que su community manager sea alguien con especial relevancia en los medios sociales, con el objetivo de tener un mayor alcance en esos medios, y en otras muchas ocasiones, el gestor de comunidades permanece en el anonimato.

En el primero de los casos, tanto en la bio de la marca como en la del community manager, se refleja perfectamente esa relación entre marca y gestor de la cuenta, resultando algo parecido a esto: Marca “X”: Hola! somos “X” y esta es nuetra cuenta de Twitter. Estamos a tu disposición aquí, cuenta atendida por…. y en el caso de la bio del gestor, suele aparecer algo así: Licenciado en “x”, me gustan la comunicación y las redes sociales…blablabla…. Gestiono la cuenta de “X”. Por otro lado, hay muchas marcas o instituciones que prefieren no “promocionar” a su gestor de cuentas, y este también prefiere estar en el anonimato.

Pese a que ya hay bastante literatura sobre la gestión de comunidades online, la conveniencia de tener un community manager “visible” para la marca o no es algo sobre lo que no hay una recomendación más acertada que otra, ya que depende de qué empresa hablemos, de qué objetivos tenga y del propio gestor de la cuenta. En mi caso personal, he visto ejemplos de cada uno de los casos que funcionan perfectamente, y al contrario, situaciones donde escoger una u otra opción no fue lo más adecuado.

En cualquier caso, una práctica que veo con frecuencia en Twitter y Facebook (y cada día más), es que el gestor de la cuenta de una marca acostumbra a hacer RT (o compartir en el caso de Facebook) de las publicaciones de esa marca desde su cuenta personal. O lo que viene a ser lo mismo, el community manager crea un contenido interesante y relevante para la marca, para a continuación redifundir esa misma información desde su perfil personal en varias plataformas sociales.  Esta forma de comportamiento da lugar a una extraña mezcla entre la persona y la marca que representa, lo que puede llegar a confundir al seguidor de ese community manager.

Otro de los comportamientos que he observado en algunos community manager es “colar” su marca en algún evento importante, aunque la temática de este no tenga absolutamente con la actividad de la empresa o con su social object. Es decir, el gestor de cuentas acude de forma personal, pero aprovecha para dar visibilidad a la marca, ya que hay cientos de asistentes al evento, miles por streaming y un hashtag con un buen alcance asegurado (nos quejamos de que Bisbal usara el #prayforjapan, pero otros hacen exactamente lo mismo con sus marcas)

Como ya sostenía antes, no hay una norma “perfecta” para todos los casos, y la práctica o no de determinados comportamientos puede ser más o menos recomendable, pero mi preocupación se ciñe más al aspecto ético del community manager. A veces nos centramos y nos obsesionamos con los cientos de herramientas de medición, con el dichoso (pero muy necesario) ROI, etc…pero nos olvidamos de que trabajamos por y para las personas, sean estas gestores de cuentas o no.

¿Qué opinas? ¿Debemos hacer RT de nuestras marcas para darles mayor visibilidad? ¿Debemos crear y dinamizar comunidades sea como sea? ¿Crees que en algunas ocasiones se confunde el community manager de una marca con la marca en sí misma?

Encuentro sectorial de social media en Canarias

 

Encuentro sectorial social media en Canarias

El encuentro sectorial de social media en Canarias ha hecho que hoy nos hayamos juntado unos cuantos profesionales e interesados acerca de los medios sociales (prefiero esta denominación a “social media”, aunque reconozco que es ya un vocablo estandarizado), gracias a la implicación y ganas que ha mostrado @chemablancol. Como él mismo decía, los objetivos eran sencillos: escuchar unas ponencias cortas en donde algunas personas nos transmitirían su experiencia en las redes, y pasar a un debate para compartir y constrastar opiniones sobre el asunto.

El evento se celebró en las magníficas instalaciones del @HotelBotánico en el Puerto de la Cruz (Tenerife) y tuvo una amplia repercusión en Twitter a través del hashtag #sectorialsm, pudiéndose seguir también vía streaming por todos aquellos a los que le resultó imposible estar presentes.

La primera ponencia fue a cargo de @moadiario, compañera que se denomina “todoterreno” y que se desarrolla su labor como freelance en el sector de los medios sociales gestionando marcas de diferente sectores. Elena del Real nos dejó clara su opinión sobre el community manager: debería ser discreto y no dar a conocer qué marca gestiona, y sobre todo no sobrepasar la propia marca, un vicio que podemos haber visto en algunas ocasiones. También abogó por la creación de un “community team” (pueden ver algo más acerca del término en un reciente post de @JulioPTR), un equipo en donde el community manager sea uno más del mismo.

A continuación habló durante unos minutos Rafael Mesa (@rafmesa), durante muchos años dedicado al marketing y la gestión de recursos humanos. Rafael dejó muy claro en su intervención que deberíamos hacer hincapié en los medios y redes sociales como herramientas, y centrarnos en las personas cuando trabajemos con las marcas. Al fin al cabo, las redes están formadas por personas y una de las labores que más tiempo ocupa a un community manager es la comunicación. Otra de las cuestiones sobre las que incidió fue la dificultad de implantar una estructura horizontal 2.0 en organizaciones con una jerarquía completamente vertical.

Una vez que Mesa finalizó su intervención, Maria Alonso (@Maria__Alonso), periodista y responsable de medios sociales de @bodegacontiempo, nos resumió los objetivos de la empresa en social media. Bodegas Contiempo nació hace pocos años pero con un objetivo muy definido: crear experiencia para el usuario y consumidor de la marca. Según Alonso “los medios sociales nos han permitido escuchar y obtener feedback, y poder hablar de tú a tú con la comunidad”. María también nos ofreció algunos datos interesantes sobre el uso de Internet y redes sociales por parte de empresas canarias (por ejemplo, solamente el 4% de las pymes canarias usa el e-commerce).

A continuación @DanielCerdan nos habló de su trabajo junto a su hijo @DiegoCerdan representando dos marcas muy conocidas en Canarias, @LoroParque y @SiamPark. Para Cerdán no es tan importante un ritmo constante de publicaciones sino calidad en las mismas, destacando lo relevante del número de interacciones y no tanto del número de amigos o de seguidores de una marca en las redes sociales. Por otro lado destacó la importancia de una comunicación efectiva y generación de sentimiento de comunidad, yendo más allá de las tradicionales mediciones o métricas a los que están acostumbrados los profesionales del marketing.

Después llegaba @ElenaCasasC, responsable de marketing y community manager de @mercatenerife. Mercatenerife ha sido la primera corporación de sus características en toda España en implantar una estrategia de comunicación y marketing en medios sociales. Elena Casas nos relató brevemente las dificultades que han tenido al plantear la estrategia y cómo estaban intentando generar comunidad alrededor de todas las empresas. Sin duda Mercatenerife ha hecho una gran apuesta por el social media a partir de una campaña de comunicación realizada desde los medios convencionales.

Al finalizar esta ponencia continuaba Alberto Rodríguez Orihuela, conocido en Twitter como @almirot, que nos relató en pocos minutos su experiencia al frente de @cervezadorada. Orihuela nos comentó como pudo conseguir el trabajo de community manager de esta conocida marca canaria; en aquellos momentos, hace un año y medio, no se solicitaba ningún título, sino unas competencias específicas que él cumplía a la perfección. Por otro lado, comentó al público asistente su opinión sobre las publicaciones en los medios y la diferencia en la interacción con los seguidores que han podido observar según de qué modo o con qué frecuencia se hagan. Para finalizar, aclaró que en su caso tiene la suerte de poder trabajar en un entorno de trabajo en equipo colaborativo y en donde todos pueden aportar a todos.

En último lugar, @isarobayna y @pedrobaezdiaz nos presentaban su proyecto “Alóngate”, enmarcado en su empresa NapTenerife. Por un lado, Robayna nos resumió en unos pocos “tips” algunos aspectos fundamentales que tiene que tener en cuenta una empresa al comenzar su actividad en medios sociales. Por ejemplo, recalcó que siempre se hablará de las marcas en las redes, estén o no en ellas.  Baez, por su parte, nos recordó algunos aspectos tecnológicos, como las plataformas de gestión de contenidos o la elección de un hosting fiable, que son imprescindibles y muy a tener en cuenta en la estrategia en medios sociales.

Después de las intervenciones de los ponentes, tuvimos la oportunidad de tomarnos un pequeño descanso y charlar amenamente con algunos de los asistentes, y en muchos de los casos desvitualizar a tuiteros con los que hemos tenido relación durante meses en diferentes plataformas sociales, mayoritariamente en Twitter.

La reanudación una vez concluido el descanso fue especialmente interesante, ya que se generó un intenso debate sobre los aspectos que más preocupan a los profesionales del social media en Canarias. Aspectos tales como el ROI, el IOR, la gestión de la marca, la formación a la que podemos tener acceso, el rol del community manager y los problemas habituales que solemos encontrarnos fueron algunos de los temas que se trataron durante algo más de hora y media en la sala.

No voy a hacer valoraciones personales ni emitir opiniones aquí sobre los temas tratados, ya que he querido que este post sea un humilde resumen de lo acontecido hoy en tan buena compañía (quizá sí lo haga en otro post). El encuentro sectorial de social media en Canarias ha sido una grata experiencia, que espero que se repita pronto. Solamente me queda reiterar mi gratitud por el esfuerzo realizado a Chema Blanco y agradecer a los ponentes su implicación y ganas de compartir con todos nosotros.

Imagen: www.alisiacomunicacion.com

¿Ha cambiado Google+ tu comportamiento en los medios sociales?

Google+Hace ya algo más de una semana que tuve la oportunidad de darme de alta en Google+ a través de una invitación, siendo los últimos días un aluvión de peticiones de invitación e información sobre el nuevo medio social propuesto por Google+. En Twitter, mi lector de feeds, el propio Google+ e incluso en Facebook  se habla muchísimo sobre la nueva plataforma, y cada uno va sacando sus propias conclusiones sobre la misma.

Comentaba en un post anterior mis dudas sobre el proyecto de Google+, ya que a primera vista parecía solamente una copia de Facebook bien hecha, pero con el paso de los días me ha ido gustando más la plataforma. Tengo que reconocer que uso a diario muchas apps de Google para mi trabajo, y la perfecta integración de Google+ con alguna de ellas hace que me sienta muy cómodo usándolo. En este excelente post de @fmlopez48 pueden ver la opinión de algunos tuiteros sobre Google+ hasta el momento.

En boca de muchos está la posibilidad de que Google+ haga “daño” o llegue a superar a otras conocidas plataformas como Facebook o Twitter. Para algunos, lo normal es que le quite cuota a Facebook, ya que es una evolución mejorada de esa aplicación, mejorando la configuración de la privacidad, la visualización de fotos o el original, llamativo y útil sistema de clasificación por círculos. Sin embargo, para otros Google+ es una “ampliación” de Twitter, en el sentido de que muchos de nosotros le estamos dando al medio de Google un uso semiprofesional, importando muchos contactos de Twitter (aunque también de Facebook) con los que compartimos opinión, enlaces o tuiteos varios diariamente.

Reconozco que al menos en mi caso, aunque creo que tengo bastante bien definidos mis círculos, no sé todavía muy bien cómo usar esta plataforma social. En ocasiones dudo si publicar en Twitter, en Facebook, en Google+, o hacerlo en dos o tres a la vez, pero en lo que respecta a mis contactos, he observado diferentes comportamientos a la hora de usar Google+, que me permito pasar a señalar aquí:

1. El Tuitero que usa Google+ como ampliación de Twitter. En Twitter suelen surgir grandes conversaciones y debates, pero quizás no es la plataforma más apropiada para ello, ya que corremos el riesgo de saturar el timeline de nuestros seguidores si publicamos demasiados tuits. Algunos usuarios habituales de Twitter mantienen su estilo en Google+ con sus publicaciones, pero enriqueciéndolas con comentarios que en ocasiones se extienden hasta el infinito. Parece ser que Google+ viene muy bien para agrupar a nuestros seguidos y seguidores de Twitter y poder salir del límite de los 140 caracteres.

2. El usuario de Google+ que solamente habla de Google+. Al igual que en Twitter se habla mucho de Twitter, parece que uno de los “topics” o temas principales tratados en la nueva plataforma es justamente ella misma. Una buena parte de los integrantes de mis círculos ha publicado casi de forma íntegra publicaciones o enlaces sobre Google+.

3. El usuario de Facebook que se había cansado de sus cuñados y de Farmville. Usuario natural de Facebook y Twitter, aunque suele publicar más en la primera plataforma pero algo harto de las apps invasivas y de tener a todo su árbol genealógico en su grupo de amigos. Para este usuario, Google+ ha supuesto una liberación y una catarsis personal.

4. El curioso. Creo que aquí podemos incluirnos, en mayor o menor medida, todos los que nos hemos creado un perfil en Google+, sobre todo los que nos dedicamos a trabajar en los medios sociales. Hay ganas de experimentar, de observar virtudes y defectos y de la nueva propuesta de Google. Tenemos mucha curiosidad por saber si Google+ suplantará, o al menos será una alternativa a Facebook y si le ganará terreno a Twitter.

Obviamente, es una clasificación incompleta (y me encantaría que me ayudaras a completarla). En cualquier caso, algunos dudan acerca de la viabilidad de la plataforma Google+, recordando los fracasos anteriores de Buzz y Wave, pero en mi opinión, si un medio social es capaz de cambiar ciertos comportamientos, costumbres y formas de compartir y relacionarnos, algo habrá hecho bien. ¿Ha cambiado Google+ tu comportamiento en las redes sociales?

Twitter sí existe. Reflexiones sobre #mundotwitter

Mundo TwitterLlego a casa hace un rato con ese regusto a día compartido, a momentos aprovechados y a nuevas conexiones neuronales realizadas en mi cerebro. Gracias a @JulioPTR, al equipo de Learn and Show Innovation Institute y la colaboración de @Luis_Azcona hemos tenido la oportunidad de tener en Canarias (Ayer jueves en Las Palmas de Gran Canaria y hoy en Santa Cruz de Tenerife) a José Luis Orihuela para la presentación de “Mundo Twitter”.

Nos hemos juntado estos dos días tuiteros y no tuiteros, conocedores de los medios sociales y legos en la materia, pero con el interés en común de escuchar al autor del libro y de que nos mostrara alguna de las cuestiones más importantes sobre la revolución en el mundo de la comunicación y la influencia de Twitter en nuestro modo de aportar y compartir información.

Me gustó mucho la presentación del libro “Mundo Twitter”, porque fue de todo menos la presentación de un libro (de hecho, se habló muy poco del libro en cuestión). José Luis nos habló del reto que tienen por delante los tradicionales “mass media”, que por desgracia han demostrado ir casi siempre con un poco de retraso al adaptarse a los nuevos medios, aunque últimamente parece que se han dado algo más de prisa en ese menester.

Pero quizás, al menos para mi opinión, de las cosas más importantes que resaltó @jlori es que “Twitter es completamente real, otra cosa es que no sea físico”. Y tanto que sí. En mi caso he conocido grandes personas a través de este medio en el último año y ello no hubiera sido posible si Twitter no hubiera estado ahí. Como se pudo escuchar hoy en la sala “Twitter da la oportunidad de que ocurran más cosas: de un reply saltamos a un DM, de ahí a un mail, una llamada, una desvirtualización, etc…”.

Efectivamente, Twitter es un medio excelente de difusión y contacto. Personalmente, no estoy de acuerdo en atribuir a Twitter solamente la característica de un medio de comunicación; siempre he creido que la parte “social” es igual o más importante que la otra parte. En cualquier caso, es algo que se demuestra en actos como el de hoy en Santa Cruz de Tenerife donde nos hemos juntado unos cuantos apasionados de las redes sociales.

Otro elemento que me gustó mucho es que,“Twitter ayuda a la curación de contenidos y a que nuestros amigos o comunidad sean los mejores curators: es esa comunidad la que nos va a ir dando feedback sobre la información que interesa o que no”. Twitter, sin duda, es según Orihuela, una increíble herramienta de monitorización de conversaciones, de filtración de contenidos y se ha vuelto para muchos usuarios su nuevo Feedly o Greader.

Después del coloquio mantenido en la presentación del libro, algunas personas tuvimos el place de compartir mesa y mantel con el autor del mismo, y seguir departiendo sobre el papel de los medios sociales en la forma de comunicarnos. José Luis nos confesó que aún no está enamorado de Google+, pero está abierto a enamorarse a medio plazo, y que en cualquier caso cree que podría hacer más daño a priori a Facebook en mayor medida que a Twitter.

José Luis Orihuela dejó tres o cuatro ideas claras. Twitter no va a hacer desaparecer el periodismo, pero si le está obligando a cambiar. Twitter no sustituye a nada en concreto, pero tiende a modificar comportamientos, y tampoco va a sustituir a ningún medio en concreto, pero ellos tendrán que adaptarse a Twitter. El grado de exposición al que nos vemos sometidos cuando tuiteamos, algo sobre los que muchos albergan dudas y miedos, es por encima de cualquier cosa una magnífica oportunidad de escuchar, aprender y compartir conocimiento, algo a lo que el autor de “Mundo Twitter” nos animó sobremanera.

Gracias José Luis y a todos los demás compañeros por las horas compartidas y por creer que Twitter es solamente el principio de algo mucho más grande 😀

 

Google+: mis impresiones

Google+Aviso: este no es un post-tutorial de Google+, si quieren saber más acerca de cómo configurarlo, les recomiendo, leer este post de www.omicrono.com, en este enlace o el completo post de PCWorld que tuiteaba hace unas cuantas horas @manuelgross, al que recomiendo seguir por la calidad de contenidos que ofrece en su blog.

Google+ irrumpía ayer con fuerza en mi timeline de Twitter, y ya por la tarde tuve la oportunidad de leer el post de Enrique Dans dando su opinión sobre la funcionalidad y otros detalles. Google+ ha creado gran expectación con el anuncio de otro servicio más de su empresa, en este caso, un producto claramente llamado a ser competidor nato de Facebook. Hoy he tenido la suerte de recibir una de las limitadas invitaciones, ya que la app se encuentra todavía en fase de beta privada, aunque se espera que dentro de poco muchos usuarios puedan ya hacer uso de ella.

Google+parece a primera vista una ampliación “natural” de Gmail y Gtalk, y en términos generales, de cualquier otro servicio de Google; se mantiene completamente la estética a la que nos tiene habituada la compañía norteamericana, y para el usuario habitual de sus aplicaciones  le resultará muy natural la disposición y sencillez de los elementos que contiene este nuevo medio social.

Google+: ¿Competidor de Facebook?

Google+, debo confesar, me parecía ayer otro de esos proyectos fallidos de Google, ya que desde hace tiempo vengo diciendo que para mi opinión Facebook es ya un estándar en lo que a medio sociales generalistas se refiere. Facebook tiene ya más de 700 millones de usuarios, y sin duda, su sencilla interfaz  y su ágil manejo ha hecho que se convierta en el medio social por excelencia, a pesar de las caídas de servicio y cambios que se producen con más frecuencia de lo deseado (algo que exaspera en ocasiones que utilizan el medio de manera profesional).

Si algo interesa a un medio social es que, por encima de todo, sea útil para los usuarios, comunidades y marcas que lo usen. Antes que compartir con los demás, necesitamos que un medio nos sirva a nosotros primero antes de empezar a compartir y conversar con los demás. En este sentido, si Facebook ha triunfado es porque ha cubierto las necesidades de muchas personas y se ha convertido en una plataforma “natural” de acceso a diferentes comunidades. Es por ello que mi primera reacción fue dudar de la verdadera utilidad de la aplicación.

Google+: primer acercamiento

Google+ me ha sorprendido gratamente por la limpieza de su diseño visual, la buena aplicación de html5, la sencillez y una magnífica usabilidad. La pantalla de bienvenida, sobria pero atractiva, invita a seguir un poco más allá y descubrir lo que nos ofrece el nuevo proyecto de Google, después del batacazo sufrido con Google Wave

google+

Google+, a primera vista, es muy similar a Facebook. Tenemos un muro donde insertar las publicaciones y columnas a ambos lados con diferentes opciones. Google+ permite importar contactos desde nuestra propia cuenta de Google, o bien desde clientes como Yaho0! o Hotmail, y es muy sencillo acoplarlos a algunos de los círculos que por defecto nos ofrece la aplicación o bien creando círculos nuevos que se adapten a nuestros intereses. Los círculos son un elemento central en Google+ y son similares (aunque es algo arriesgado decirlo de esta manera) a las listas de Twitter o Facebook, pero con la particularidad de que cuando publiquemos algo en nuestro muro (muy similar al de Facebook también), podremos elegir en ese mismo instante a qué círculos llegará y a cuáles no. Algo muy importante a tener en cuenta es que, independientemente de que todos nuestros contactos sean públicos, los nombres de nuestros círculos son totalmente privados y nunca se mostrarán a otros usuarios.

 

Google+ también incluye el famoso “+1”, que viene a ser el RT de Twitter o el “me gusta” de Facebook, y al igual que otros medios similares, permite crear álbumes de fotos y compartirlos, de la misma manera que con los vídeos. Google+, por otro lado, ofrece la novedad de las “quedadas”, algo así como eventos instantáneos para comunicarse a través de videochat. Cuando se invita a los contactos a una quedada, aparece una publicación en sus novedades informándoles acerca de esta y de todos los asistentes que haya en ese momento. Cada quedada tiene una URL exclusiva que cualquier participante puede compartir públicamente. De esta manera, es posible que haya personas que nadie conozcamos en una quedada donde estemos participando.

Google+ integra perfectamente Gtalk en el margen izquierdo de la pantalla, y tenemos a nuestra disposición la habitual barra horizontal de Google (sí, esa que ha cambiado de color hace poco) con los servicios habituales que ofrece la compañía a sus usuarios.

Google+: Conclusiones

No he descrito en su totalidad todas las características de Google+, pero como ya decía al principio, solamente quiero transmitir mis primeras impresiones acerca del nuevo medio social ideado por Google. A pesar de mis reticencias iniciales, parece que Google se lo ha tomado bastante en serio. En mi caso, hay varios aspectos que me han gustado mucho:

Facilidad, fluidez y rapidez de uso. Es notablemente mejor que Facebook en este sentido, aunque deberíamos  esperar a que Google+ tuviera unas cuanta sdecenas de millones de usuarios para obtene resultados más fiables.

Perfecta integración con muchas aplicaciones existentes de Google.

El atractivo de los círculos para organizar nuestras redes de contactos.

-Curiosa mezcla de conceptos de Facebook y Twitter

Sencillez a la hora de importar contactos de diferentes medios y fuentes.

-Buena configuración de la privacidad y recuperación de datos, permitiendo obtener archivos .zip de diferentes servicios de Google, tales como nuestros contactos, álbumes de picasa o los datos de nuestro perfil; por otro lado Google+ nos presta una excelente conexión con los medios sociales más utilizados actualmente, lo que nos facilita la importación de contactos.

google+

Google+, por otro lado, tiene el aspecto de un Facebook remozado, pero sin dejar de ser un Facebook, o si me apuran un bonito Tuenti. Los círculos resultan útiles y atractivos, pero quizá son más bonitos que innovadores, y no se puede decir da la impresión de que Google avanza en la consecución de un sistema operativo total, en el que andaba cojo en cuanto a medios sociales se refiere.

Google+ no aporta por el momento nada tremendamente novedoso con respecto a Facebook, pero lo ofrece con una atractiva interface visual y con al seguridad de que al usuario que le gusten las aplicaciones de Google, es muy seguro que le guste también Google+. No cabe duda de que la principal motivación de muchos usuarios al darse de alta es por el mero hecho de hacerlo y de probar las distintas funcionalidades que ofrece el medio, pero todavía es pronto para anticipar la respuesta que podrá tener por la mayor parte de los usuarios.

Sinceramente, no creo que Google+ desbanque a Facebook a corto o medio plazo. Más 700 millones de usuarios en Facebook, de los cuales muchos se conectan a diario, parecen ser demasiados como para que la gran novedad de Google se convierta rápidamente en estándar, aunque también es cierto que resulta ser una aplicación muy atractiva y con un comienzo más que interesante.

 

Blogosfera: ¿Mucha difusión, poca participación?

Siempre recordaré con cariño aquel mes de diciembre de 2008 cuando estrené junto con mi compañero Sergio el blog Formación y Talento, una humilde iniciativa en donde pretendíamos abordar aquéllos temas en los que trabajábamos (recursos humanos, empleo, orientación laboral) y aportar nuestro granito de arena a la comunidad.

Después de varios años, hoy en día tengo el Google Reader lleno de buenos blogs. Me aportan cada día nuevos conocimientos y en algunas ocasiones tengo la oportunidad de conocer personalmente, aunque sea solamente por unos minutos, a algunos de sus autores. Precisamente, si algo agradezco a la blogosfera, entendida como una comunidad, es haberme dado la oportunidad de conocer a magníficos profesionales que nos obsequian cada cierto tiempo con dosis de saber compartido.

El otro día felicitaba a @jmbolivar, autor de Óptima Infinito, en su tercer aniversario como bloguero, y me sentí alegre de ver a tantas caras conocidas que se pasaban por allí a dejarle un comentario por su cumpleaños. Es algo que echaba en falta: cada vez más, y tengo la sensación (y creo que es una realidad bastante objetiva) de que se comenta muy poco en los posts, pero sin embargo tienen una amplia difusión a través de herramientas como Twitter, Facebook, Networkedblogs o aplicaciones similares.

Si algo está claro es que el nivel de producción bloguera no decae; ya son más 180 millones los blogs contabilizados en todo el mundo, y la cifra sigue aumentando cada segundo que pasa. Pero por otro lado observo como muchos posts de los podría surgir un gran debate se quedan con algunas decenas de retweets, amplia difusión en medios sociales pero con poca discusión acerca del contenido del mismo, aunque también hay que reconocer que en el timeline de Twitter se forman debates interesantes, pero algo limitados por las cuestiones de espacio de la plataforma.

Leemos mucho (con algunas lecturas más diagonales que otras), difundimos mucho, pero discutimos poco. Es cierto que hay redes que nos ofrecen dentro de su arquitectura organizar grupos de discusión, como por ejemplo Linkedin o grupos privados de Facebook, pero muchas veces posts estupendos se quedan vacíos en ese espacio de comentarios que viene a ser el complemento perfecto y la continuación de ese post.

En resumen: parece que las redes sociales se han convertido en las mejores herramientas de difusión a cualquier nivel: noticias, publicidad, eventos, amigos, artículos…cualquier información puede ser rápidamente distribuida a través de las redes, pero ¿Significa eso que profundizamos menos en la información que leemos? ¿Preferimos tuitear algo que nos interesa antes que comentar en ese post que leemos?

¿Nos hemos vuelto maleducados en las redes sociales?

redes sociales mala educaciónNo digo nada nuevo por aquí al afirmar que las redes sociales nos han permitido amplificar nuestros mensajes. Todos tenemos algo que decir, enseñar o mostrar: una opinión, un trabajo, una obra de arte, etc. y las plataformas sociales han permitido que muchísimas personas se hayan vuelto visibles, para bien o para mal.

Sin duda, uno de los mayores cambios que están sufriendo las empresas es la tremenda exposición a la que se ven sometidas a diario. Los usuarios mencionan constantemente marcas, productos y servicios en la red, ya sea para actuar como prosumers y alabarlos o bien para criticar algún aspecto que no les ha gustado.

Y es en este sentido donde me he fijado en una pauta de comportamiento que cada vez se va generalizando más. Cuando estamos molestos, insatisfechos o disconformes con un servicio prestado, con un producto o con una marca que nos ha decepcionado, nos vamos a nuestra red social preferida y damos a conocer a nuestros fans, amigos o seguidores el problema que hemos tenido. Si la empresa de la que nos quejamos tiene algún perfil en las redes sociales y realiza una monitorización adecuada de lo que se dice sobre ella, sabemos que al menos está escuchando el mensaje (otra cosa diferente es que tome parte activa en el asunto, pero eso lo dejaremos para otro post).

Genial: los usuarios somos ahora los reyes, o como le oí decir hace poco a @jimmypons, somos los “gobernantes” porque tenemos la sartén por el mango. Las marcas se ven obligadas a cambiar estrategias, a reconducir sus planteamientos y a ofrecer ese “algo más” que espera el consumidor. Pero dentro de ese comportamiento veo un grave problema: nos estamos volviendo muy agresivos, y en ocasiones, nos creemos con derecho a decir lo que nos de la gana y de la manera que nos de la gana en el muro o timeline de una marca.

No voy a poner por aquí capturas de pantalla específicas, quien sea usuario habitual de las redes sociales sabrá de lo que hablo. Hemos pasado de un completo anonimato a una visibilidad absoluta gracias a la viralidad que pueden tener los mensajes en las redes, pero el estilo de comunicación agresivo, por desgracia, se está volviendo más común de lo deseado. Creo que a veces es consecuencia de varias elementos: de la facilidad de uso de las redes, de la amplificación o reach que puede llegar a tener el mensaje, pero sobre todo de una mala gestión del ego o la vanidad del usuario, que entiende que como ahora las marcas “oyen” al consumidor (y a veces también “escuchan”), tenemos derecho a soltar todo tipo de improperios.

Parece que, de alguna manera, hemos pasado de un comportamiento pasivo al agresivo, sin pasar por la conducta más deseable, que es la asertiva. ¿Qué es ser asertivo? Tener la capacidad de expresar opiniones, sentimientos, valores, creencias, etc…sin la intención de hacer daño, perjudicar o herir al receptor de la información. Pues poco de eso se ve por la red: insultos, descalificaciones, ironías dañinas…cualquier cosa porque pensamos que “en la red todo vale”. Es decir, que en los medios “sociales”, muchas veces somos “antisociales”.

Me quedo con una reflexión final recordando la ponencia de @Gallir en la última edición de Internet es Tuyo . Se trata de una conferencia de media hora de psicología pura y dura,  ni más ni menos, y con unas conclusiones más que interesantes sobre nuestros comportamientos en la red. ¿No seremos todos un poco trolls en las redes? ¿Usamos las redes como una suerte de catarsis igual que hacen algunos los domingos en el fútbol insultando al árbitro?

Foto tomada de http://pics.filmaffinity.com