Kung-Fu Legend y La Caja Mágica: 2.0 y arte oriental.

PromoconcertSi hay algo que me gusta es poder escaparme a Madrid un fin de semana. Seguramente la sangre madrileña que corre por mis venas tenga bastante que ver, y me encanta disfrutar de sus calles, de su oferta gastronómica y de sus inmensas oportunidades para disfrutar del arte y de la cultura.

Hace poquito recibí la agradable sorpresa de que me regalaran un par de días de estancia en la capital de España, viaje que tengo previsto hacer para el mes de febrero o marzo. Casi siempre que voy, tengo por costumbre reservar primera fila en alguna obra de teatro o espectáculo, y la verdad es que hasta ahora casi ninguno me ha defraudado.

En esta ocasión me han propuesto elegir entre dos espectáculos: “The Legend of Kung-Fu” o “La Caja Mágica” de el Cirque du Ciel. Las dos puestas en escena son  de arte oriental, y aunque a priori no me atraía demasiado, me comentaron que ambas habían tenido muy buenas críticas por parte de la prensa especializada y gran éxito de taquilla. No lo dudé, y fiel a mi costumbre desde hace muchos años, me puse a buscar Internet información sobre las dos obras.

Lo primero que descubrí es que la productora Promoconcert es quien trae los dos espectáculos a Madrid y a otras ciudades españolas. Rápidamente decidí indagar un poco a ver si tenían perfiles en redes sociales, y encontré sus cuentas en Facebook, Twitter, y Youtube. Puede parecer normal, pero en muchas ocasiones me he encontrado con productoras o eventos que a priori tienen muy buena pinta, pero todavía no se han “socializado” en las redes y no permiten ver demasiada información sobre los mismos.

Kung Fu Legend fue designado como el principal espectáculo de los Juegos Olímpicos de Beijing y ha sido representado más de 3000 veces en China y en el extranjero, con una audiencia total de más de 2 millones de personas. Por otro lado, La Caja Mágica del Cirque du Ciel destaca por su carácter híbrido, ya que fusiona músicas de todo tipo (street dance, ballet, electrónica, batería, música sinfónica y folk) y opta por una escenografía y unos efectos lumínicos que fusionan el arte oriental con el occidental, contando ya con más de un millón de espectadoras. Desde luego, los números dicen mucho de los dos espectáculos.

Promoconcert, por lo que he averiguado, se ha dedicado casi en exclusiva a los conciertos de música clásica, pero han decidido innovar y traer a España este formato de espectáculo oriental, que por lo que leo en las críticas de la prensa, es espectacular y no ha dejado a nadie indiferente. Sin duda, hay que alegrarse de que todavía haya promotores que arriesguen un poco y se atrevan con algo un poco más allá de lo convencional.

En los tres perfiles sociales de Promoconcert podemos encontrar amplia información sobre su agenda, con enlaces a la web, en donde podemos encontrar el calendario de fechas y ciudades, vídeos con fragmentos de algunas de las obras que promueven (me emocionó ver el Concierto de Año Nuevo de Strauss), entrevistas a intérpretes, actores, etc. Una completa estrategia de comunicación en redes

Pero más agradable fue aún la sorpresa de que me respondieran enseguida al mencionarlos en Twitter, y me animaran a hacer check-in cuando acudiera a alguna de sus funciones, e incluso preguntara por ellos a través de las redes, por si algún responsable se encontrara en ese momento en el recinto, para saludarme personalmente. No es que esa detalle me haga decidir si ir o no (iré porque me han atraído los espectáculos y creo que es un buen producto), pero es cierto que la conversación me ha hecho sentirme muy cerca de ellos y de alguna manera, ha reforzado la decisión de acudir.

Me alegra ver cómo cada vez más empresas sacan buen provecho de los medios sociales, y no se limitan a promocionar sus eventos, sino que generan conversación y participan en ella. Felicidades a Promoconcert, y espero que no se retrase mucho mi fin de semana en Madrid para ver Kung-Fu Legend o La Caja Mágica de Cirque du Ciel.

 

Social media y TV: el curioso caso de #lafuga y @lafugarock

La FugaHace un rato que acaba de finalizar el primer episodio de “La Fuga“, una nueva serie de Telecinco. Después de varias semanas de promoción, algunos hemos podido comprobar si la serie cumpliría las expectativas generadas por el canal privado de televisión.

Pero el objeto de este post no es hacer un análisis crítico de la serie, no es esa mi especialidad y mi opinión vale como la de cualquier telespectador (en cualquier caso, parece que la serie no está mal del todo). Como no podía ser de otra manera, y es un hecho que cada vez ocurre con mayor frecuencia, el estreno de la serie ha tenido una amplia repercusión en las redes sociales, y más concretamente en Twitter, convirtiéndose el hashtag #lafuga en pocas horas en trending topic nacional (algunos aseguraban que también había sido TT mundial, pero eso no he podido comprobarlo), tal y como se puede observar en la captura de pantalla que he hecho hace un rato.

Las opiniones en Twitter han sido muy variadas, llenas de ingenio y de un gran sentido del humor, como suele ser habitual en esta plataforma. En una primera ojeada, parece que el “sentiment” o tono emocional de los comentarios ha sido positivo (en algunos de los casos, influido por el atractivo físico de los protagonistas), y parece que muchas personas segurán viendo la serie, al menos, por el momento.

La Fuga

Por otro lado, es curioso observar cómo muchos de los televidentes conectados a Twitter hacían referencia a la serie norteamericana “Prison Break“, dada la similitud de la trama de esta serie y de “La Fuga“. Si se fijan en el pantallazo, la serie americana también aparecía como tendencia esta misma noche en España, junto con el protagonista masculino de la serie, Aitor Luna.

Por otro lado, aunque en a emisión del episodio no hubo ningún rótulo que hiciera alusión al hashtag (como si hacen por ejemplo en Divinity con la serie #mujeresdesesperadas), existe una cuenta oficial de la serie, @lafugatv. Está activa desde el 28 noviembre, aunque ha sido en las últimas horas cuando ha tenido mayor actividad, promocionando el inicio de la serie y comentando los mejores momentos en tiempo real.

Y de repente, @lafugarock.

Cuál sería mi sorpresa cuando, revisando la intensa actividad del hashtag #lafuga, me encuentro con una cuenta llamada @lafugarock, que pertenece a la célebre y veterana banda de rock cántabra “La Fuga“. Ha sido muy divertido, y a la vez curioso, observar desde esa cuenta hacían alusión a la serie de televisión, alegrándose de que, aunque no fuera consecuencia de su obra musical, su nombre estuviera llegando a todas partes. Por otro lado, algunos fans del grupo estaban algo confusos, o bien directamente cabreados, porque el trending topic fuera por la emisión del primer episodio, ya que el hastagh #lafuga es usado habitualmente por el grupo.

La FugaEn el tweet que se puede ver en esta captura (con más de 50 retweets), el grupo agradece que algunos fans y seguidores del grupo se hayan acordado de ellos al ver que #lafuga se había convertido en TT. Hay que resaltar que la cuenta del grupo tiene más de 16.000 followers, una cifra nada despreciable y que revela que la banda es realmente muy seguida por aficionados al rock en España y en otros países.

Sin embargo, usando una de las herramientas clásicas para Twitter, TwitterCounter, se puede observar que desde el 6 de enero hay un incremento de seguidores muy notable. No es algo que se pueda demostrar en este momento, pero es muy probable que el grupo se haya visto beneficiado del uso de la keyword “La Fuga” en los medios digitales. Quizá algún especialista en analítica o mediciones pueda rebatir mi argumento, pero repito: no creo que ese aumento sea casual.

La Fuga

 

 

Sin duda, ha sido una noche “movida” para los responsables de Telecinco y de la productora de la serie “La Fuga”, pero también para el grupo de rock del mismo nombre, que ha visto como su timeline estaba más activo de lo habitual. De todas formas, hay que felicitar a la banda musical, porque parecen estar plenamente integrados en las herramientas 2.0 y medios sociales (en su página web hay enlaces a todos sus perfiles en las redes, les recomiendo que echen un vistazo). Un buen ejemplo de manejo de las herramientas y de una buena monitorización por parte del grupo (o quien sea su gestor de comunidades), es este tweet:

La Fuga

Conclusiones.

– La TV es más divertida si se ve con Twitter delante. 100% confirmado.

– Los hashtags no pertenecen a nadie. Aunque estoy en contra de cómo algunos aprovechan ciertas keywords para hacer spam, el uso de una o varias palabras es libre, y es normal que coincidan varias temáticas con un mismo hashtag.

– Un buen uso de los medios sociales, y una adecuada monitorización, puede aportar muchísimo valor a una empresa, o en este caso, a un grupo de rock.

– Por último, y lo que más me gusta: los medios nos siguen manejando en cierta medida, pero cada vez más nosotros los manejamos a ellos.

 Imagen: Telecinco.

Capturas: fuente propia.

Mourinho compra FB preguntas y Quora. Nace la red “¿Por qué?”

José Mourinho, entrenador del Real Madrid Club de Fútbol, ha dado un radical giro de 180 grados a su estrategia de comunicación. comprando la red de preguntas Quora y la aplicación de preguntas de Facebook. Al parecer, la intención es fusionar ambas plataformas para aprovechar sus características, y la nueva red social de preguntas y respuestas pasaría a llamarse “¿Por qué?”.

Es de muchos conocida la especial personalidad de Mourinho, sobre todo en lo que se refiere a sus relaciones con los medios y el contenido de las declaraciones que hace habitualmente a la prensa. Uno de los episodios más comentados fue la rueda de prensa después de una semifinal de la Champions League en contra del F.C. Barcelona, en donde se preguntó a sí mismo en varias ocasiones “¿Por qué?”, haciendo referencia a algunas decisiones arbitrales que consideraba injustas y habían perjudicado a su equipo.

http://www.youtube.com/watch?v=K7Dm-EKkZ4E

A partir de este momento, y siendo consciente del enorme uso y potencial de las redes sociales, José Mourinho empezó a gestar la idea de una plataforma social de preguntas y respuestas, pero adaptada a sus necesidades y con el objetivo de poder facilitar a cualquier personada indignada y que se pregunte ¿Por qué?. Todo esto lo he sabido gracias a un amigo que trabaja en el equipo merengue, y me ha comentado también que “Mou no lo dudó después de aquella semifinal. Algunos días después del partido leyó por casualidad varios posts de Mashable, y obtuvo la clave para hacer catarsis después de tanto sufrimiento”.

Tengo que reconocer que lo primero que me extrañó fue ese logotipo tan simple y usando Comic Sans, pero con respecto a esto, otro buen contacto que tengo en la capital me comenta que “Mourinho está convencido de que el contenido es el rey, y no ha querido perder tiempo en tonterías; es más me comentó que le encanta la Comic, y que si a la gente no le gusta, pues que no entre, así de claro”.

Tampoco he podido evitar pensar en la manera que se desarrollará este proyecto; me refiero a que lo lógico es que lo lleve una agencia especializada en comunidades y marketing online, agencia de comunicación o similares, pero mi sorpresa ha sido al enterarme, esta vez por un anónimo que me ha contactado, que “Mourinho no prevé, en ningún momento, la contratación de agencias, social media strategist o community manager. Es más, él mismo llevará las cuentas de los perfiles sociales de la plataforma, y la gestión integral de la misma. La única duda que le surge en estos momentos es si usar Hootsuite o Tweetdeck para actualizar los contenidos”.

No cabe duda que el mundo de las plataformas sociales en Internet cada día nos trae novedades, pero el caso que he conocido de José Mourinho es insuperable. ¿Ustedes como lo ven?

TheRanking.com: ¿Do you rock the rank?

TheRanking.comTheRanking.com se presentaba el pasado mes de noviembre en el Foro Internacional de Contenidos Digitales 2011 (FICOD). Confieso que a través de varios compañeros comencé a ver desde el mes anterior algunas publicaciones a modo de “teaser” sobre la plataforma, pero no me quedaba muy claro de qué se trataba. A través de estos mensajes se anunciaban los días que faltaban para el “estreno”, junto con la pregunta ¿Do you rock the rank?

TheRanking.com es una nueva start-up española que aspira a revolucionar el mundo de los rankings a escala global , dando rienda suelta a la expresión de las preferencias reales de la sociedad sobre cualquier tema sin jurados ni expertos, ni conflictos de interés. En esta plataforma social sólo importa la opinión de los usuarios con total libertad de una manera social, transparente, positiva y divertida y muy actual. TheRanking.com aspira a ser la expresión pública de las preferencias reales de la gente. En definitiva, pretende ser el referente mundial de los rankings independientes en la red, aportando de esta manera un gran valor a las comunidades de usuarios en Internet

TheRanking.com: idea y objetivos.

TheRanking.com surge como respuesta a la falta de discriminación informativa en la red, y con el objetivo de saber de la manera más democrática posible quién es el número uno de cualquier categoría. A pesar de que los usuarios de redes sociales pueden compartir desde hace tiempo sus opiniones sobre productos, personas, servicios, etc…en las diferentes plataformas, gracias a TheRanking.com podrán “rankear” las mismas independientemente de que las hayan compartido en Facebook o Twitter, a través de una forma divertida en base a un sistema de votación veraz y certificado.

Me ha atraído especialmente el objeto social de la plataforma, que no es el conjunto de opiniones sobre algo o alguien, sino un sistema de puntuación al que podemos estar muy acostumbrados desde pequeños (las notas del cole) y que podemos observar en diferentes concursos de la televisión o distintos certámenes. No cabe duda que categorizar, puntuar, y en este caso, “rankear”, forma parte de nuestra vida cotidiana. Es ahí donde hace especial énfasis TheRanking.com. Por tanto, los objetivos de la plataforma son dar cabida a la sociedad a que exprese sus opiniones y preferencias, entretener y divertir, compartir y por último, valorar, seleccionar y recomendar.

TheRanking.com: ¿Cómo se usa?

TheRanking.com está perfectamente integrado en las redes sociales. Más allá de la plataforma web, donde podremos darnos de alta a través de un mail, o conectándonos a través de Facebook o Twitter, también hay cuenta oficial de Twitter y fan page en Facebook, además de otras conocidas redes sociales, como su canal de Youtube. Cada vez que el usuario participe en una votación y/o propone rankings (vía Facebook o Twitter), hace que a su vez se vote más, ya que está generando que sus favoritos y candidatos tengan más visibilidad. Las alternativas y opiniones están al alcance de cualquiera para ser votadas a través de la web y redes sociales, o solo entre los que el usuario quiera (aunque el objetivo es compartir de forma pública, se pueden hacer sin ninguna dificultad rankings privados y compartirlos solamente con quienes deseemos).

TheRanking.com está disponible para iPad, iPhone, y Android, y permite consultar, votar y distribuir en las redes sociales los rankings, los votos, y los favoritos del usuario en cualquier sitio en cualquier momento.  

Aunque no he tenido demasiado tiempo para probar la plataforma, es bastante atractiva, tiene una gran usabilidad y cuenta con un  gran enganche. Si te animas, date y de alta y pruébalo. Y si quieres saber un poquito más, te dejo por aquí el vídeo de presentación.

¿Do you rock the rank?

Johnnie Walker: aportando valor a la comunidad y al emprendedor

Keep WalkingHabía visto ya varias veces por diferentes medios sociales una iniciativa de Johnnie Walker, el “Keep Walking Project“, pero hasta este momento no le había prestado la suficiente atención al mismo.

Johnnie Walker pretende con este proyecto dar un empujón a proyectos emprendedores a través de unas sencillas pero muy efectivas aplicaciones para Facebook y Iphone. Se trata de un proyecto en donde se pretende dar apoyo a tres tipos de proyectos: uno relacionado con al arte, otro de negocio y el último de ellos perteneciente a la categoría de tecnología.

El proyecto fue presentado el pasado mes de octubre en la madrileña Sala La Riviera, en donde se comunicaron los tres participantes finalistas al concurso. El ganador podrá ver cumplido su sueño realidad a partir de abril del 2012, momento en que contará con todo el apoyo de Johnnie Walker para poner en marcha su idea de negocio.

Keep Walking Project, de Johnnie Walker, seleccionó tres proyectos de los que dejo aquí un poco de información:

Pavegen, dentro de la categoría de tecnología es un interesante proyecto de diseño de baldosas capaces de recoger energía renovable de las pisadas de los viandantes. La tecnología convierte la energía cinética en electricidad, que se puede almacenar y utilizar para diferentes aplicaciones.

Hub culture, en la categoría de negocio o proyecto empresarial, pretende crear un espacio temporal, o pop-up, colaborando con expertos y líderes locales para dar apoyo a emprendedores con ideas que no se han desarrollado por falta de financiación y así poder convertirlas en negocio.

– Zefrank.com, dentro de la categoría de arte, pretende dar voz a los ciudadanos para que cerremos los ojos y pidamos un deseo, sobre cómo nos gustaría que fuera nuestra ciudad, como por ejemplo, plantar árboles o reducir la contaminación.

Keep Walking Project: ¿cómo ayudamos a los emprendedores?

Keep Walking Project en FacebookJohnnie Walker ha apostado por una original iniciativa, partiendo de una de las palabras que componen su marca (“walker”), para el desarrollo de sus aplicaciones en Iphone y Facebook. Cuando entramos en una de esas aplicaciones, lo que estamos haciendo realmente es apoyar con un paso a uno de los proyectos, y aquél que más pasos acumule será el ganador.

La aplicación en Facebook funciona de manera muy sencilla: una vez que aceptemos los términos y condiciones, nos pedirá los habituales permisos para apps de esta red social, y nos invitará a que votemos a uno de los tres proyectos. Una vez hecho esto, podemos compartir el vídeo o comprobar el progreso de los “pasos” dados hasta el momento, así como la clasificación para ver qué proyecto está acumulando más votos hasta ahora.

Un servidor ha probado la app y realmente es muy sencilla de usar, y a la vez muy atractiva, con ese fondo negro tan característico de la etiqueta negra de Johnnie Walker.

Keep walking project: aportando valor.

Si tuviera que resumir en dos palabras mi opinión sobre qué debe hacer una marca en medios sociales, estas serían “aportar valor”. Cuando se lograr genera comunidad, mantener el interés por un social object y generar engagement con los fans, es que se están haciendo las cosas adecuadamente. Creo que este el caso de Johnnie Walker: por un lado, refuerzan su marca con su símbolo de identidad más preciado, que es su propio nombre y ese personaje que vemos en sus botellas; por otro lado, crean valor para la comunidad a través de apoyo a proyectos empresariales realmente innovadores.

Johnnie Walker, con su Keep Walking Project, ha hecho un provechoso uso de los medios sociales del que esperemos de bueno frutos el proyecto ganador. Quien quiera participar debe saber solamente tiene hasta este miércoles para participar a través de las diferentes aplicaciones. ¡Mucha suerte a los tres finalistas!

Aquí les dejo un vídeo que resume los tres proyectos 🙂

What is the Keep Walking Project – Spain from Keep Walking Project on Vimeo.

El caso #carneCM y la reputación online: un buen ejemplo de cómo NO hacer las cosas

carné community managerEsta mañana veía en mi timeline de Twitter un enlace que me dejaba perplejo: una empresa que se promociona como “centro de formación informática” [sic], anunciaba que emitiría proximamente, para residentes en Madrid y Barcelona, un “carné profesional de community manager”. Un rato después de leer el post de la empresa, muchos compañeros se hacían eco de ello en varias redes sociales, y han surgido con fuerza dos hashtags: #carnecm y #carnecmfacts, que han sido durante un rato trending topic en España, haciéndose muy recomendable revisarlos.

Según el texto que figura en el site de “Expertos en redes sociales” (reconozco que ese nombre me da un poco de miedo), el carné “te acreditará como profesional de prensa para cubrir cualquier evento, congreso, feria, y un larguísimo etc que iremos ampliando a medida que el proyecto vaya avanzando. Un credencial o acreditación para esos profesionales que se hacen llamar, EventoMan – EventoWoman, que se dejan la fortuna que ganan trabajando todos los días para cubrir un evento o simplemente reciclarse en un sector que si no estás al segundo, estás out.” Es decir, que los gestores de comunidades, según el texto, son “profesionales de prensa”. Ahora me entero.

Más adelante el texto reza así: “Un carnet que unifique la formación existente, el mercado se ha inundado de formadores en la materia, como nosotros muchas escuelas, universidades y centros ofrecen esta formación con el fin de dinamizar sus economías. CEDECO, desde el primer día ha apostado por una formación de calidad, desarrollando modelos de formación basados en la experiencia y la práctica, con menos incapié [sic] en la memorización, basados en modelos de s-Learning o aprendizaje social, como los Griegos, los de antes, no los de ahora. Mediante Agoras2.o donde el conocimiento es un valor añadido, donde el fracaso no está contemplado como algo malo, sino un camino al éxito y la excelencia”.

Por otro lado se anuncia la “Asociación de Community Managers, dónde podréis ser parte importante del movimiento que va a acontecer en los próximos años, cuando esto de los Social Media, deje de ser una moda para la inmensa mayoría, y lo puedan ver con las mismas posibilidades que lo vemos los profesionales”.

No sigo mencionando el texto original, porque hace bastante daño a la vista: hay numerosos errores en signos de puntuación, faltas de ortografía graves, errores gramaticales y de expresión, y un largo etcétera. Sin duda, se trata de un mal comienzo cuando se habla del community manager, supuesto especialista en marketing y comunicación digital, y más aún cuando la redactora del texto menciona en un comentario del post que es periodista.

Carné de community manager: cubriéndose de gloria.

Pero, aún estando escandalosamente mal redactado el texto, no es el elemento más grave a tratar en el asunto. Lógicamente, los que trabajamos en el sector y observamos cuestiones como estas, no tardamos en buscar los perfiles en medios sociales de la empresa para hacerles llegar nuestra opinión, y esperar su respuesta. No son pocos los posts, las charlas o las ponencias en donde se ha mencionado la importancia de responder adecuadamente a las críticas dentro de una comunidad digital, y de la relevancia de una buena reputación online para una empresa.

He aquí donde nos encontramos con el mayor problema. En primer lugar, la cuenta oficial de Twitter de la futura ACM -Asociación de Communty Managers- usa un lenguaje inapropiado, lleno de palabras en mayúscula, y haciendo un uso exagerado de los signos de admiración, interrogación o puntuación, como se puede ver en estas capturas de pantalla:

carné community manager

carné community manager

El uso indebido y exagerado de estos signos da lugar a un lenguaje que llega a ser agresivo, algo poco propio de una empresa en medios sociales, y todavía más en el caso de que la empresa forme y “acredite” mediante un carné a profesionales del sector de la comunicación y marketing digital. Pero como las cosas pueden empeorar, el último tweet emitido por la empresa hasta el momento ha sido este:

carné community manager

Según la cuenta de @acmanagers, las opiniones que se han vertido durante la mañana son “aberraciones y tonterías”. Es decir, que ellos tienen la razón y no se han podido equivocar en nada, independientemente de que muchos de los comentarios que se han hecho a través de los dos hashtags tengan altas dosis de humor e ironía, características bastante habituales del lenguaje tuitero. La empresa no aprovecha ese momento para aclarar la información, sino que rechaza de pleno la opinión de los usuarios, y tal y como dije anteriormente, de una forma agresiva.

Si nos vamos a la fan page de la empresa colaboradora, “Community Managers” (en ocasiones no queda nada claro dónde empieza una empresa y dónde termina la otra, o si son la misma), veremos como la respuesta que dan en el muro ante los comentarios es la misma que en Twitter, ya que han conectado ambas cuentas:

Community MANAGERS

Vemos cómo responden al primer comentario, que les resulta favorecedor, pero dejan sin comentar los siguientes, que tienen un tono bastante crítico. Parece que la empresa sigue haciendo oídos sordos a la reacción de la comunidad, y da la callada por respuesta.

Conclusiones.

El caso presenciado esta misma mañana es un claro ejemplo de cómo no hacer las cosas: en primer lugar, la empresa explica sus intenciones en un post horriblemente redactado, y que como decía @calvoconbarba, ni siquiera tiene una URL amigable. En segundo lugar, usa un lenguaje agresivo e inapropiado en las redes. Y en tercer lugar, no aprovecha el feedback obtenido (claramente negativo en este caso), para explicar mejor su iniciativa, para hacer un post aclaratorio o dar una respuesta eficiente a los usuarios. Queda para otro post mi opinión sobr el carné en sí mismo, aunque quien revise lo que he dicho esta mañana en Twitter y en algún grupo de Facebook, sabe perfectamnete mi opinión.

Al menos, en mi caso, y aún si estuviera de acuerdo con la creación de ese carné, esta empresa o grupo de empresas no me darían ningun tipo de fiabilidad, visto cómo gestionan su propias redes y su reputación online.

¿Qué suele ocurrir en estos casos? Que el tema se convierte en social object y trending topic, y los niveles de cachondeo son altísimos. Y si no queda suficientemente claro, solamente hay que mirar esta imagen del primer “carné” de community manager”, obtenido por @Haplo_Shaffer 🙂

 

Edito: parece que el autor del post no es la misma persona que responde los comentarios. El autor es @el_madu, y la persona que responde los comentarios es una profesora del centro de formación, que se identifica como periodista pero no dice su nombre.

Por otro lado, la empresa de formación ha escrito un post para intentar aclarar el asunto del carné, aunque para mi gusto no aclaran demasiado, y lo único que hacen es dar la oportunidad de que surjan comentarios a la entrada realmente buenos.

El cartel de la autopista del Norte: esto es engagement y el resto una tontería

cartel autopista del norteEngagement es uno de los términos más usados últimamente en marketing, y sobre todo en la gestión de comunidades online. Traducido literalmente al castellano significa “compromiso”, aunque su significado real vaya mucho más allá y realmente signifique algo así como “lograr el amor incondicional o fuerte vínculo de una persona hacia una marca”.

Una de las plataformas o medio social en donde es relativamente fácil medir el engagement, es fuera de toda duda, Facebook. Las estadísticas internas de este medio nos permiten analizar algunos KPI (key performance indicators) que pueden darnos una idea bastante aproximada del grado de compromiso y vinculación que tienen los fans con la marca que gestionamos. Con los últimos cambios en Facebook Insights y  la aparición de la métrica “personas están hablando de esto”, todavía se hace más fácil esa medición (en esta infografía publicada por Pizcos podemos ver más datos).

Son muchos los consejos que se dan por parte de manuales y expertos en la materia acerca de cómo conseguir un mayor engagement en nuestra fan page de Facebook (número de publicaciones diarias, tipo de contenido, responder a los comentarios de los participantes, etc.), aunque no hay una norma fija y algunas comunidades “rompen” completamente esas normas, como por ejemplo  el caso de Zara, del que mucho se ha hablado ya en varios posts, como en el recientemente publicado por @manorodriguez.

Y es aquí donde me gustaría presentar un caso, que cuanto menos, me parece curioso. Desde hace varios años, una persona que se hace llamar “anoniman”, pone frases en un cartel situado en la autopista del norte de Tenerife, a la altura del kilómetro 32, muy cerca del Puerto de la Cruz. La inmensa mayoría de conductores que transitan esa carretera a diario ven como casi a diario hay una nueva frase en ese cartel. Se trata de frases agudas, ingeniosas y perspicaces que muy bien podrían pertenecer a un tweet ( por cierto, hay cuenta de Twitter y se llama @cartelautopista).

Anoniman tiene un blog en cual se van colgando fotos de las frases colocadas en el cartel. Ni más, ni menos. No hay texto, no se responden comentarios, pero esta bitácora tiene 1214 personas agregadas en la red Google Friend Connect, lo que ya nos da una idea de cómo el cartel se ha convertido en social object.

Pero más llamativa aún es la fan page en Facebook. Son ya más de 23.000 fans, y aquí no tenemos landing page, ni bonitas pestañas personalizadas, ni siquiera username personalizado ni nada por el estilo. Solamente mirando algunos números podemos quedarnos boquiabiertos: 2561 personas hablando de esto y un extenso número de personas a las que les gustan las publicaciones, las comentan y las comparten. Como pueden imaginar, y de manera similar al blog, no hay moderación de comentarios ni otro contenido diferente al de la foto que corresponde a cada nueva frase. No entro a hacer ahora cálculos específicos para hallar el engagement rate, pero ya le gustaría a más de una marca tener estos números.

¿Por qué ha tenido tanto éxito esta iniciativa? Porque, en primer lugar, el autor del cartel no ha tenido más intención que la de aportar algo original, lleno de ingenio y con la única premisa de poner mensaje, tal y como dice “anoniman” que “inviten a sonreir, a soñar, ideas que te colocan en lado positivo”. En segundo lugar, no hay ningún tipo de manipulación, intento de viralización ni ánimo de lucro: lo hace por el mero hecho hacerlo, y por le placer que ello le da. Y en tercer lugar, porque antes de que existiera la fan page, e incluso el blog, ya se había creado ese objeto social necesario que requieren los productos o servicios que se anuncian en la red. Los usuarios de la autopista, y en general, los habitantes de la isla ya hablábamos de el fenómeno del cartel antes de que las redes sociales se convirtieran en propagadores y difusore de información y contenidos a gran escala.

Sin duda, este es el ejemplo de una comunidad ” de verdad” y de engagement. Lo demás son tonterías 🙂

Edit: justo al publicar el post he visto otro de @xpeytibi que también habla de los carteles de la autopista del norte, aunque en este caso se centra en una polémica surgida por la manipulación de una de las fotos por parte de un partido político. Les sugiero revisarlo por los datos que aporta, creo que ambos posts son complemnetarios. (Visto gracias a @jfrechin)

¿Te has convertido en un bot en Twitter?

Bot TwitterNo cabe duda de que Twitter se ha convertido en una de las principales redes de difusión de contenidos, y en gran medida, red de contenidos en sí misma. Más allá de la discusión sobre si Twitter es una red social o no (en mi opinión sí lo es), queda claro que muchos de nosotros nos nutrimos constantemente de información de esta red una vez que hacemos una configuración adecuada de nuestra cuenta (a través de las listas, por ejemplo).

Los contenidos que podemos encontrarnos en Twitter son infinitos, e incluso muchas personas abogan por el uso de esta herramienta como el principal “proveedor” de los mismos, aunque lo normal es que muchos de nosotros usemos un lector de feeds para estar al día de las noticias que más nos interesan. Y es aquí donde entran en juego herramientas como Twitterfeed, que nos permiten difundir en Twitter y postear en Facebook automáticamente aquellos posts que hayamos elegido en función de nuestros intereses personales y profesionales.

Con Twitterfeed podemos ser más productivos y ahorrar mucho tiempo en el proceso que supone leer un post, fabricar un tuit o un post y enviarlo a nuestra red favorita. No nos hará falta hacer nada, ya que el robot de Twitterfeed automatiza rápidamente esa tarea y nos permite dedicarnos a otros menesteres.

¿Pero es Twitter solamente un difusor de contenidos? En mi opinión, no. Twitter también es conversación e interacción, y es ahí donde observo a diario como muchos tuiteros se han convertido en bots. No hablaré de ninguno en concreto, porque si algo tengo claro es que cada uno debe usar Twitter como le venga en gana (siempre y cuando respete las mínimas normas de etiqueta y educación en la red).

Sin embargo, que respete el uso que le de cada tuitero a su TL no significa que me gusten todos los comportamientos, ni mucho menos. Muchos usuarios de Twitter utilizan casi exclusivamente twitterfeed para tuitear, algo que me genera bastante rechazo, sobre todo por varias razones:

1. Cuando veo un tweet que proviene de TwitterFeed, sé que la persona que está gestionando su cuenta  no esté activa en ese momento. Puede parecer una tontería, y es cierto que ocurre lo mismo cuando se programa un tweet, pero me hace percibirlo como “menos persona”.

2. Se corre el riesgo de que el tweet muestre una información que no interese ni siquiera al propio tuitero, y me explico. Al estar el proceso totalmente automatizado, puede ocurrir que el post que estamos difundiendo no se ajuste del todo a los contenidos que estamos habitualmente acostumbrados a difundir (más de una vez he visto enlaces y tuits de ciertas personas que, bien sea por su tono o contenido, para nada se corresponden con su “perfil” habitual”).

3. Se pierde la conversación, el diálogo y la interacción. Si la persona que está usando Twitterfeed o una app similar no está activa en el momento que se difunden esos tuits con los posts enlazados, se elimina la posibilidad de entablar una pequeña conversación con ella.

Podemos discutir mucho acerca de los usos de Twitter, de sus usuarios, de sus costumbres, etc. pero para mí Twitter es algo más que poner posts y difundir información: es conversación, es discusión, es aportación de ideas, y es por ello que empiezo a odiar “un poquito” a Twitterfeed o similares. En cualquier caso, no es realmente una crítica a la herramienta, sino al uso que hacen de ella algunos tuiteros. Y es cierto que en cualquier caso, hay bastantes usuarios que hacen un uso que para mí gusto es más apropiado: automatizan sus tuits, pero su TL es una mezcla de información, opinión y conversación, pero muchos otros parecen haber sido abducidos por ciertas apps y han desaparecido como personas.

El universo de los medios sociales se compone, en mi opinión, de tres aspectos fundamentales: las personas, los contenidos, y las herramientas que nos facilitan la difusión de los mismos. ¿Nos estamos olvidando en ocasiones el primer elemento? ¿Qué opinas?

Imagen tomada de www.know-how.com.es

Community manager: analizando oferta de trabajo de 150€

Community manager 150€Hace ya tiempo que no ejerzo como orientador laboral ni estoy trabajando en materias relacionadas con el empleo o recurso humanos, pero cada vez que veo una oferta de empleo del archiconocido (y a la vez muy desconocido) perfil de Community manager, no puedo evitar fijarme en las competencias que se piden desde la empresa para un buen desempeño del puesto de trabajo.

En muchas de las ofertas que he visto hay bastantes coincidencias: se pide experiencia o habilidades en comunicación (en ocasiones se exige o se valora la licenciatura en Periodismo, Comunicación Audiovisual o similar); por otro lado es frecuente que se solicite a una persona con conocimientos de marketing (al igual que en el caso anterior, también se valoran estudios específicos en esa materia); aparte de estos requisitos, es normal, y perfectamente comprensible, que se exija experiencia como redactor en algún blog, conocimiento exhaustivo de los medios sociales más usados por la población o target de referencia.

Asimismo, se suele solicitar experiencia en la gestión de comunidades online, conocimientos básicos de SEO/SEM, habilidades sociales, capacidad de organización,  e incluso conocimientos de programas de gestión, diseño web, algo de programación, etc. No voy a seguir enumerando las competencias exigidas habitualmente, ya que ocuparía todo el post, pero cualquiera haciendo un pequeño sondeo en la red podrá comprobar cuáles son.

Si se discute mucho acerca de las competencias de un buen community manager, más amplio es el debate acerca de la remuneración de estos profesionales. No hay un consenso sobre tarifas o cuánto deben pagar las empresas, debido a la gtran cantidad de variables que pueden modificar este concepto. En cualquier caso, se puede decir en líneas generales, que gran parte de los community manager se consideran mal pagados, en base a las horas trabajadas, tipo de horario o responsabilidad al frente de la comunicación y marketing digital de una empresa.

Y es aquí, después de esta pequeña introducción, donde quiero centrarme hoy. A través de un post en Google+ de @pedrobaezdiaz, que vi a su vez difundido en un grupo de Facebook, iniciativa de @hoteles20, me he encontrado con una oferta de trabajo de community manager con una remuneración mensual de 150€. Lógicamente, no pude evitar entrar en el enlace, y una vez hecho esto, encontrarme con una desagradable sorpresa. El enlace de la oferta de trabajo se puede ver aquí, pero voy a ir desgranando poco a poco los requisitos que se exigen y haciendo un pequeña análisis de los mismos:

Descripción de la oferta:
Buscamos una persona de 18 a 35 años para trabajar a distancia como Comunity manager de una web en redes sociales Facebook, Twenty y Twitter, ademas de redactar un post diario en un blog de wordprees y otro de bloger.

El trabajo se puede realizar desde cualquier lugar del mundo.

Es estable y a largo plazo y necesita una dedicación diaria a escepcion de los domingos, si se demuestra seriedad podrian llevarse diversas webs a la vez, pero esto solo con unos meses demostrando seriedad y constancia.

El trabajo consiste en llevar el día a día del website y blogs en Redes Sociales, especialmente en facebook y Twitter, alimentarlos de contenidos, interactuar, agregar amigos y promocionar las cuentas, crear foros y ayudarles a interactuar en facebook, crear sinergias con los webs que se promocionan, hacer crecer rápido las comunidades, realizar sorteos y acciones promocionales con carácter viral. Etc

Lo primero que podemos observar es una deficiente redacción del texto, un mal que del que parece que no nos podemos librar últimamente. La edad de los candidatos oscila entre 18-35 años, algo sin demasiada justificación, pero algo que por desgracia no difiere de cualquier otra oferta de trabajo.

Por lo demás, aunque no está del todo bien expresado, la descripción de la oferta, al menos, se “parece” a lo que hace un community manager (atención porque hay que redactar un post diario en blogger y otro en wordpress, algo plausible pero no por la remuneración que se ofrece) En cualquier caso, cuando se menciona “hacer crecer rápido las comunidades”, da una idea de lo que nos podemos encontrarnos más adelante. Veamos ahora los requisitos y cualidades personales y profesionales que se requieren en la oferta:

Requisitos:

– Buena ortografía
– Aptitud y entendimiento de redes sociales. Ser activo en ellas.
– Capacidad de conversación
– Interés y competencias de marketing
– Facilidad de aprender
– Conexión de alta velocidad en su domicilio
– Entendimiento de usuario avanzado de herramientas web 2.0 y herramientas web como Google, MSN Messenger, etc
– Proactivo; capacidad de generar buzz, capacidad de idear promociones, sorteos y acciones para conseguir seguidores en redes sociales.
– Ganas de crecer dentro del puesto e investigar las acciones que se hacen en otro países para sacar ideas.
– Capacidad de trabajar solo e ir reportando sin que tengamos que estar encima en el día a día del trabajo
– Ambición de lograr objetivos y crecer
– Capacidad organizativa para presentar reportes de acciones y objetivos cada semana.
– Sobre todo: muchas ganas de trabajar, ilusión, capacidad de aprender y generar objetivos

Por un lado, podemos seguir tirándonos de las orejas con la redacción, el léxico y la sintaxis, pero me resultan especialmente curiosos varios aspectos: “capacidad de idear promociones, sorteos y acciones para conseguir seguidores en redes sociales”. Es decir, que gestionar comunidades es conseguir seguidores, sea como sea, y “tenerla más grande que el otro”. Pues mal empezamos. El resto son obviedades mal expresadas y requisitos que se le podrían pedir a un trabajador para cualquier organización y para cualquier puesto.

Veamos ahora lo que la empresa valora:

Valoramos (no es imprescindible pero valoramos especialmente)

– Aptitud previa en puestos similares promocionando productos o webs en redes sociales.
– Aptitud personal y alto número de amigos/seguidores en redes como facebook o Twitter. Perfil público en las mismas
– Capacidad de comunicación – Relaciones públicas
– Práctica en internet y nuevas tecnologías
– Alto nivel de inglés escrito
– Destreza y/o entendimientos de marketing
– Aptitud en todo lo relacionado a web 2.0
– Destreza en blogs
– Práctica en diseño web y photoshop
– Manejo a nivel usuario avanzado de herramientas de Microsoft Office
– Práctica en SEO y buscadores
– Destreza en otras redes sociales como Tuenti, MySpace, Orkut, hi5, Sonico y otras…

Continúa la expresión deficiente, pero lo más llamativo en este caso es “alto número de amigos/seguidores en redes como Facebook o Twitter”. Esto nos indica que, según la empresa, cuantos más seguidores tengas en una red, más valía profesional tienes. Seguimos mal (es cierto que puede ser positivo que el community manager de una empresa sea “conocido” con el fin de dar una mayor visibilidad a la marca, pero el número de seguidores no es una variable que indique necesariamente buen hacer en la profesión)

Observando el resto, vemos que se valoran conocimientos en SEO, buscadores, blogs, diseño web, photoshop, etc…algo bastante frecuente en las ofertas de community manager, aunque también podría discutirse hasta dónde debería llegar este profesional con respecto a esos conocimientos.

En último lugar, echemos un vistazo a lo que nos ofrece la empresa:

Ofrecemos:

– Incorporación inmediata a estructura.
– Posibilidad de crecer dentro de la empresa, tanto en sueldo como en funciones
– Trabajo a distancia, fijo, y estable en el tiempo.
– Promoción dentro de la empresa, teniendo personas a medio plazo a su cargo y sueldo inicial de 150€ mes.

Nada que objetar (aunque no se indica si hay contrato laboral o mercantil), salvo el sueldo: 150€ mensuales. Si hacemos un cálculo rápido de los gastos que debe asumir un community manager (equipo informático, software, conexión a internet, etc…), podemos llegar a la rápida conclusión de que la empresa pretende que el candidato trabaje gratis, incluso pagando.

Conclusiones:

-Muchas empresas tienen un gran desconocimiento de la figura del community manager.

-Muchas personas piensan que el community manager es un “3 en 1”. Aunque es cierto que el puesto requiere conocimientos en diversas áreas, y exige numerosas cualidades personales, el gestor de redes o comunidades online no puede/debe suplir otras competencias o puestos de trabajo para los cuales existen profesionales cualificados. Un buen community manager debe saber comunicar, vender, posicionar, aportar contenidos, etc…pero con una remuneración adecuada.

-Si la oferta de trabajo es a tiempo completo y todos los días de la semana, salvo domingos, la hora del profesional se está valorando aproximadamente a 2€. Sin comentarios a este respecto.

-Ofertas como esta, y profesionales que las aceptan (que los hay), devalúan por completo la profesión y hacen que, en vez de una burbuja, esté a punto de estallar una pompa de jabón gigante. No creo que haya burbuja en los medios sociales, pero sí en la profesión de community manager si seguimos por este camino.

-Para terminar, la empresa nos pagaría al final de cada mes a través de Western Union. Sin comentarios a este respecto.

Nota: no hay intención de perjudicar al portal en donde se ha difundido la oferta. Se trata de un portal que se dedica a la labor de publicación de ofertas del sector. En todo caso, quizás deberían revisar las ofertas que publican.

Community manager: ¿eres tú, o eres tu marca?

Community manager se ha convertido en los últimos años en el concepto o puesto de trabajo de moda en las plataformas sociales de Internet. Cada día podemos leer innumerables artículos sobre el tema desde diferentes fuentes, en donde se debaten infinidad de temas relacionados  en torno a esta figura.

Pero sin duda, otro de los tópicos más frecuentes, sobre todo en Twitter, es el uso de la expresión “marca personal” o “identidad personal“. Las plataformas sociales se han convertido en una magnífica oportunidad para aumentar nuestra visibilidad personal y profesional, en tanto en cuanto estas nos ofrecen la oportunidad de poder mostrar nuestro trabajo, experiencias, opiniones, etc. Es recomendable, en este sentido, leer algunos de los posts en los blogs de @marcapersonal, @seniormanager, @arey, @yoriento o @JoseLdelCampo, entre algunos otro autores.

El community manager, entre otras muchas funciones, es el encargado de dotar, aportando valor y contenidos a la comunidad, de identidad digital a la marca o institución que representa, independientemente de que esta persona tenga su propio perfil en algunos medios sociales. En algunos casos, a la marca o institución le puede interesar que su community manager sea alguien con especial relevancia en los medios sociales, con el objetivo de tener un mayor alcance en esos medios, y en otras muchas ocasiones, el gestor de comunidades permanece en el anonimato.

En el primero de los casos, tanto en la bio de la marca como en la del community manager, se refleja perfectamente esa relación entre marca y gestor de la cuenta, resultando algo parecido a esto: Marca “X”: Hola! somos “X” y esta es nuetra cuenta de Twitter. Estamos a tu disposición aquí, cuenta atendida por…. y en el caso de la bio del gestor, suele aparecer algo así: Licenciado en “x”, me gustan la comunicación y las redes sociales…blablabla…. Gestiono la cuenta de “X”. Por otro lado, hay muchas marcas o instituciones que prefieren no “promocionar” a su gestor de cuentas, y este también prefiere estar en el anonimato.

Pese a que ya hay bastante literatura sobre la gestión de comunidades online, la conveniencia de tener un community manager “visible” para la marca o no es algo sobre lo que no hay una recomendación más acertada que otra, ya que depende de qué empresa hablemos, de qué objetivos tenga y del propio gestor de la cuenta. En mi caso personal, he visto ejemplos de cada uno de los casos que funcionan perfectamente, y al contrario, situaciones donde escoger una u otra opción no fue lo más adecuado.

En cualquier caso, una práctica que veo con frecuencia en Twitter y Facebook (y cada día más), es que el gestor de la cuenta de una marca acostumbra a hacer RT (o compartir en el caso de Facebook) de las publicaciones de esa marca desde su cuenta personal. O lo que viene a ser lo mismo, el community manager crea un contenido interesante y relevante para la marca, para a continuación redifundir esa misma información desde su perfil personal en varias plataformas sociales.  Esta forma de comportamiento da lugar a una extraña mezcla entre la persona y la marca que representa, lo que puede llegar a confundir al seguidor de ese community manager.

Otro de los comportamientos que he observado en algunos community manager es “colar” su marca en algún evento importante, aunque la temática de este no tenga absolutamente con la actividad de la empresa o con su social object. Es decir, el gestor de cuentas acude de forma personal, pero aprovecha para dar visibilidad a la marca, ya que hay cientos de asistentes al evento, miles por streaming y un hashtag con un buen alcance asegurado (nos quejamos de que Bisbal usara el #prayforjapan, pero otros hacen exactamente lo mismo con sus marcas)

Como ya sostenía antes, no hay una norma “perfecta” para todos los casos, y la práctica o no de determinados comportamientos puede ser más o menos recomendable, pero mi preocupación se ciñe más al aspecto ético del community manager. A veces nos centramos y nos obsesionamos con los cientos de herramientas de medición, con el dichoso (pero muy necesario) ROI, etc…pero nos olvidamos de que trabajamos por y para las personas, sean estas gestores de cuentas o no.

¿Qué opinas? ¿Debemos hacer RT de nuestras marcas para darles mayor visibilidad? ¿Debemos crear y dinamizar comunidades sea como sea? ¿Crees que en algunas ocasiones se confunde el community manager de una marca con la marca en sí misma?