¿Por qué nos empeñamos en que Twitter sea algo que NO es?

TwitterEsta semana he empezado a colaborar con los compañeros de Las Iniciativas, en donde iré publicando posts mensualmente. Por aquí dejo el primero 😀

Uno de los debates más activos y recurrentes sobre Twitter es acerca de cúantas personas seguir y cómo gestionarlas, o si debemos seguir a todo aquél que nos sigue.  Habitualmente se critica mucho a los denominados “gurús” por no seguir apenas a nadie, mientras a ellos les siguen miles o cientos de miles de personas.

He de reconocer que estoy un poco cansado del debate. He leído en innumerables posts cómo se supone que debe ser la ratio entre seguidores y seguidos en Twitter (en alguna ocasión se atreven a dar cifran concretas). También leo con cierta frecuencia posts en donde se atribuyen rasgos psicológicos a las personas muy seguidas y que siguen a poca gente (esa persona “no escucha”, “es egocéntrica”, etc…)

En mi opinión, hay un fallo de base en este tipo de argumentaciones. Twitter es un red asimétrica, podemos seguir a quien nos plazca sin la necesidad de que ellos nos sigan a nosotros, y creo que es una de las características que han hecho que la red de microblogging haya tenido tanto éxito. Si Twitter  es asimétrico (y Google+ y Facebook también nos ofrecen esa posibilidad con las suscripciones y los círculos) ¿por qué debemos establecer un patrón de seguimiento o seguir a todo el que nos sigue?

Parece que, de algún modo, muchos quisieran que Twitter funcionara como una red simétrica, en donde todos los perfiles se sigan unos a los otros. O sea, que desearían que Twitter fuera algo que no es.

Que cada uno use Twitter como quiera. Seguir a más o a menos personas, o corresponder a todos nuestros “follows” no nos convierte en mejores personas. Además ¿te has planteado cómo gestionarías una cuenta si te siguieran más de 50.000 personas? Y si siguieras a todos los que te siguen ¿serías capaz de leerlos a todos?

No seguir a alguien no significa no escucharle, aunque, por otro lado, no estamos “obligados” a escuchar a todo el mundo. En todo caso, el uso de listas y replies nos permiten interactuar con quien nos plazca en cada momento, y como ya decía antes, la asimetría como una de las principales características de Twitter engrandece a esta red.

¿Cómo gestionas tus follow y following en Twitter? ¿Sigues a todo aquél que te sigue? ¿Crees que debe haber un porcentaje mínimo de gente a la que seguir?

Imagen obtenida de www.cuentatwitter.com

33 opiniones en “¿Por qué nos empeñamos en que Twitter sea algo que NO es?”

  1. Totalmente de acuerdo con lo que comentas Oliver en cuanto a la asimetría de twitter, apuesto por la libertad de hacer y no hacer lo que cada cual considere oportuno. Creo que twitter aporta una rica posibilidad de contacto y de comunicación (por lo tanto relación) entre personas que de otro modo jamás contactarían y con eso me quedo entendiendo que esa comunicación incluye el silencio y también por qué no el ninguneo.

    Pienso que a la larga cada cual va dejando con sus twitts pequeñas pistas sobre su comportamiento, su manera de ser y pensar y con ello voy eligiendo y seleccionando. Como en la vida “externa” cuando en ocasiones he dado un pequeño paso de acercamiento y me he encontrado con la puerta cerrada entiendo que no todo el mundo debe responder a mis expectativas, del mismo modo no quiero para mí tener que cumplir las de otras personas.

    Otras veces me he arriesgado a dejar un comentario y para mi sorpresa he recibido sonrisa, respuesta, e incluso a veces follow y ha sido algo que me ha animado a interactuar más,con todo sigo mi camino, más ocupada en qué puedo aportar que en lo que se supone que tengo que recibir a cambio sin matarme con contabilizar followers (y eso sí fastidiada cuando twitter decide hacer y deshacer follows a su antojo, por ahora eso es lo que más me molesta)
    Gracias por tu post y por la posibilidad que dejas de aportar opinión.
    Belén 🙂

    1. Buenas noches Belén, gracias por pasarte y comentar. En el tiempo que llevo en Twitter han sido innumerables las discusiones que se han generado con el tema follow o no follow,y lo que me resulta curioso (y es lo que da título al post) es que buscamos simetría donde no debe, o al menos no es necesario, que la haya.

      Mi experiencia en esta red es tremendamente positiva, y no pretendo que me siga tod al que sigo, ni viceversa. Twitter nos da la libertad de interaccionar con quién nos apetezca, le sigamos o no, algo que identifica plenamente a este red.

      En cuanto a las “pererías” que hace Twitter con los seguimientos en algunas ocasiones, jeje…a todos nos pasa de vez en cuando.

      Un placer Belén 😀

  2. Buena reflexión.

    Desde mi punto de vista, y matizando que no soy un personaje famoso, ni tengo una relevancia social tan amplia (y por tanto tampoco tengo tantos seguidores en twitter)… Considero que cada persona que se toma la molestia de seguirnos, se merece una oportunidad de seguirle de vuelta, o al menos de agradecerle su follow.

    Lo que suelo hacer cada cierto tiempo es hacer unfollows selectivos (especie de nominaciones de estos reality que tanto detesto en general, pero bueno, me viene bien aplicar el simil, jejeje). Algunas causas de mis unfollows son: #TLSpammers, twits ofensivos o malintencionados, no haber twiteado en meses, etc… En general, lo hago dejandome guiar por mi intuición, no se trata de un método científico. Esta técnica ayuda a mantener el TL más “mío”, al tiempo que mejora el famoso ratio que a tanta gente parece preocupar.

    Saludos.

    1. Muy buenas y gracias por pasarte y comentar. El criterio que tú usas me parece bien, en la medida en que cada uno ha de tener el suyo.

      Lo que ocurre es que cuando pasa el tiempo y los seguidores pasan a 400, 500, 1000, 2000…tal y como tú dices, hay que hacer “limpia”. Lo que ocurre, al menos en mi caso, es que ya no puedo corresponder el follow “porque sí” sino que soy cada vez más selectivo, pero no por otr razón que la de la gestión del TL y la del tiempo.

      Imagínate cómo es el TL como 2000 personas…se puede volver incontrolable y hay que empezar a hacer una gestión con listas.

      En cualquier caso, me reitero. Que cada uno le de a Twitter el uso que quiera, siempre y cuando cumpla unas mínimas normas de educación. Como ya han dicho @jlori y @Twittboy “Twitter es aquéllo que tú quieres que sea”.

      Muchas gracias por el comment y saludos a la isla vecina 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *