Los parabienes y el buenrrollismo del 2.0

Amalio Rey (recomiendo seguirle en su blog), publicaba un post hace unos meses donde se generó un interesante debate acerca de la credibilidad y el amiguismo 2.0, refiriéndose a los motivos que nos llevan a hacer comentarios positivos y RT de ciertas personas o blogs. Aunque, sin duda, el mundo de la blogosfera y twitter han revolucionado el mundo de la comunicación, parecen tener casi siempre un sesgo positivo y no es demasiado habitual ver discusiones “serias” sobre un tema.

No es posible ampliar el tema aquí porque creo que quedó perfectamente reflejado en los dos posts de @arey, pero voy a poner un ejemplo gráfico, para que se entienda algo mejor. Imaginemos un blog que tiene unos cuantos seguidores, y el autor escribe un post cuyo título es “A + B = C”. El desarrollo del post, lógicamente, iría en consonancia con el título del mismo, y los comentarios del post podrían ser los siguientes:
Javier dice….
Felicidades por el post! Efectivamente, creo que A+B = C, has dado en el clavo.
Manolo dice….
Cierto compañero, casi siempre resulta que A+B = C, no podrías haberlo dicho mejor.
Jose dice
Aunque creo que no siempre A+B = C, sí que lo es la mayoría de las veces. Felicidades por el blog.
María dice…
No podría estar más de acuerdo con la premisa de que A+B = C, según mi experiencia es lo que suele pasar habitualmente. Saludos 😉
Ruth dice…
Bueno, también creo que a veces A+K también es igual a C, pero sin embargo la mayoría de las veces es tal y como tú lo dices. Un abrazo
Así podríamos seguir unos cuantos comentarios más…lógicamente, este es un ejemplo exagerado y no está enmarcado en ningún contexto en concreto, pero creo que sirve para ilustrar un fenómeno muy típico en el 2.0. Algo similar pasa con los retweets en Twitter: muchas veces los RT son hechos de forma automática añadiendo una recomendación porque nos “suena” el autor, o porque nos gusta el título. Pero que quede bien claro desde un principio que esto es, en primer lugar, un ejercicio de autocrítica: creo que yo y muchos de los que habitualmente pasamos algunas horas en la red practicamos el buenrrollismo, y quizás no hayamos hecho una reflexión de las causas que nos llevan a ello.
Mi objetivo es plantear algunas hipótesis del porqué de este fenómeno…¿por qué son casi todo parabienes en el 2.0?
a)      Muchas personas usan las redes sociales como una vía de escape, independientemente de que las usen también como una herramienta de trabajo. Quieren pasar un buen rato y desconectar, y no les apetece discutir profundamente sobre nada en concreto, sino enlazar temas interesantes y/o mantener alguna conversación informal.
b)      Desconocimiento en profundidad de los temas de los que se hablan: si leemos la entrada de un blog sobre un tema que desconocemos, tenemos varias opciones: no opinar nada, o en el caso de que conozcamos al autor o nos parezca que escribe de forma coherente, darle un pequeño empujón de ánimo o un parabien. No podemos saber todos de todo, pero si creemos que alguien ha escrito bien sobre un tema, es normal que lo apoyemos.
c)      Efecto Búho: un gran número de personas hacen un mayor uso de las redes en horario nocturno, cuando ha finalizado su jornada laboral y sus obligaciones familiares. Por tanto, suele ocurrir que, aunque nos apetece aportar algo o discutir sobre un tema, el cansancio o la falta de tiempo hace que nos lo pensemos dos veces antes de ponernos a escribir. Lo más fácil es decir alguna frase hecha para dejar ahí nuestra participación.
d)      Efecto Biography/Gurú si el que escribe o conversa en twitter es alguien de quién nos gusta su pequeña Bio, probablemente nuestros comentarios hacia él sean positivos, algo similar a lo que ocurriría con el efecto Halo ( si es guapo, también es inteligente). Por otro lado, si otorgamos a la persona que escribe las atribuciones habituales que se hacen a los “gurús”, pensaremos de forma inconsciente, o algunas veces consciente de que lo que dice tiene mucho de verdad, aunque no lo comprobemos.
e)      Efecto espejo: en la vida 1.0, si alguien nos grita, existen altas probabilidades de que le respondamos gritando también; si alguien nos sonríe, es casi seguro que le respondamos con una sonrisa. Si consideramos que la mayoría de las personas que habitan en nuestro timeline son simpáticas o agradables, es fácil pensar que nosotros practicaremos algo parecido con ellos.
f)        Efecto deseabilidad social: aunque creamos que controlamos todo lo que decimos, tanto en el mundo 1.0 como en el 2.0, lo que expresamos está muchas veces mediatizado por la deseabilidad social, que es aquello que se supone que la sociedad espera oir (si le preguntamos a alguien “¿Es usted racista?”, probablemente la respuesta sea: “Yo? No, por Dios, para nada”. No siempre expresamos lo que queremos o de la forma que queremos, por un cierto miedo a quedar “mal” (incluso puede aparecer el temor a perder contactos, followers, etc…).
Estas hipótesis carecen de total rigor científico (probablemente ni siquiera debería haberlas llamado así); se trata simplemente de apreciaciones personales. Pero no estaría de más que nos paráramos a pensar si en ocasiones no convertimos nuestra participación en la red en ciertos automatismos y se pierde algo de nuestra verdadera esencia. No creo que sea malo el buen rollo generalizado, al fin y al cabo, se vive feliz con una sonrisa, pero también perdemos oportunidades de enriquecimiento personal e intelectual por no profundizar un poquito más.

9 opiniones en “Los parabienes y el buenrrollismo del 2.0”

  1. Jejeje!!Que carecen de rigor empírico? No diría yo tanto. Yo creo que nunca (seguro que laguna vez si) he retuiteado una entrada de alguien sin haber dejado un comentario.

    Y ciertamente no suelos dejasr del estilo :'Tienes razón, A+B=C'. Antes de dejarlo así prefiero no retuitearlo.

    Ahora bien, cierto es sobre todo el 'efecto buho' que comentas en cierto gurus/blogs: Si en mi TL sale un post de determinad@/s tuiteros, voy y lo retuiteo, ya que es una forma de publicitarme (a parte dejo temas de posicionamiento y SEO que tambien los hay).

    A mi me gusta más el comentario, aunque sea breve, pero sobre todo que habla debate. Es más, yo contesto personalmente a cada persona que me deja un comentario y se lo remito por mail, ¡¡es lo menos que se puede hacer por alguien que se digan a comentar en tu blog!!.

    La pregunta sería la de siempre dentro del mundo 2.0: ¿Es tan importante los retuiteo o el número de comentarios o el numero de visitas en un blog….? Para algunos parece ser que si.

    Pero para otros seguro que no.

    Un abrazo

  2. Creo que jose luis del campo apunta una opción interesante en #1 y que tú (Oliver) te dejas en el tintero: el efecto árbol, por aquello de "quien a buen árbol se arrima, buena sombra le cobija". O como dice jose luis, "es una forma de publicitarme". Los ciclistas saben muy bien en qué consiste ir a rebufo.

    Por otra parte, además del punto (b) que creo que es crucial creo que a menudo también ocurre que las entradas en blogs no son del estilo A + B = C, sino más bien "ooooh!! A!!!", con un nivel de análisis nulo o casi nulo. En esas entradas se hace muy muy difícil hacer aportación alguna más allá del "ooooh", yo también AAAA!!!". Las no-campañas de comunicación/publicidad de Steve Jobs están basadas en ello ;))

    i.

  3. Es cierto que en la mayoría de las ocasiones, esta premisa se cumple "tal cual". Pero parecemos olvidar que en las redes sociales, más concretamente, Twitter, somos nosotros los que elegimos esa "afinidad". Habría que hacer el análisis a la inversa. ¿Cómo diste con esta o aquella persona? Seguramente, gracias a un RT.

    Se echa en falta ese debate, la polémica en 140 caracteres no es común, salvo contadas excepciones. Quizá el "problema" venga por un cambio de mentalidad, antes estábamos habituados a la crítica diaria y nos sorprendían los elogios. No era tan común que alguien se parase a comentar: "Tienes razón. A+B=C". Se daba "por hecho".

    Puede que la comunicación haya cambiado más de lo que queremos creer, aún necesitamos cierto tiempo para evitar el automatismo del "botón derecho". Lo que me pregunto en ese caso es qué pasaría si dejásemos de hacerlo. ¿Más debate? ¿Mayor calidad? Quizá sólo silencio. Y más de un abandono antes de tiempo.

  4. Oliver:
    Me ha encantao tu taxonomia de razones para el Amiguismo 2.0. :-)) Sé que corro el riesgo de parecer que hago lo mismo que critico, un ejercicio de reciprocidad (lease "devolver un favor") por haberme citado con tanta generosidad. Pero la gente que me conoce sabe que eso a mí no me va.
    Las razones que aportas son completísimas. Tambien me han gustado los 3 comentarios que he leído antes. Lo interesante del caso es que algunas de tus razones son legítimas, humanas, y no podríamos criticarlas. Esto del buen rollo es consustancial con las redes sociales, y tambien el hecho de que veamos este medio como una via para compartir cosas agradables o, como bien indicas, para "desconectar" despues de largas jornadas de trabajo.
    Pero hay algunas motivaciones que a mí me disgustan bastante, y que distinguiría del resto. La hipotesis-D (efecto-gurú) me molesta especialmente. Mantengo una especie de "cruzada" contra eso. Creo que es una evidencia de "borreguismo mental" de mucho cuidado. Juzgamos y aplaudimos las ideas segun quien las diga, y no por la calidad intrínseca de la idea. Eso me parece injusto pero sobre todo empobrecedor. Alguien me ha dicho que eso es inevitable, que es un efecto de la famosa "reputación", pero yo no estoy de acuerdo. Podemos entrenarnos para separar mejor el nombre de la idea, y yo estoy en ello. Es fundamental que lo hagamos. Si un guru dice una tontería, pues es una tontería. Si un auténtico desconocido dice una idea brillante, vamos a RTs con reconocimiento de autor, como se merece.
    La hipotesis-F (efecto "deseabilidad social) es más comprensible, pero opino que por eso camino no cambiaremos nunca nada. Es "group think" o "pensamiento de grupo", y asi vamos a terminar como nuestros políticos.
    Gracias, Oliver, por retomar el tema. Seguiré tratándolo porque creo que es algo en lo que hay que insistir. Lo 2.0 esta sesgado, y este tipo de reflexiones ayudan al equilibrio. Ademas, planteas el asunto estupéndamente, con inteligencia.
    Te voy a RT, para ver si la gente se anima a entrar en el debate…
    un abrazo
    Amalio

  5. Hola Jose Luis, gracias por pasarte. Gracias por la aportación que haces; de alguna manera todos aquellos que queremos aportar algo en la red nos vamos "metiendo" en los círculos que nos interesan, con el fin de hacernos algo de publicidad, o por lo menos hacernos algo más visibles. Pero creo que,al menos, si hacemos esa práctica deberíamos ser participativos y aportar algo, porque esa es la base del 2.0. Si nos dedicamos a hacer RT y a comentar cualquier cosa, estamos haciendo una filosofía de trabajo en red al estilo "vampiro": cojo lo que me interesa, lo exprimo y cuando ya lo he "gastado", busco otra cosa. Saludos 😉

  6. Hola Ismael, gracias por pasarte. Efectivamente, tal y como le decía a Jose Luis, me dejé en el tintero esa cuestión que planteas. La tendencia habitual es citar, hacer RT o comentar casi siempre en las mismas webs o blogs porque pertenecen a gente q de alguna u otra manera nos interesa (con lo cual lo unimos con el efecto gurú). Los post tipo ohhhh!! "A", que me han hecho mucha gracia, existen mucho más de lo que sería deseable, y lo peor de todo es que son muy poco rebatibles: en muchas ocasiones no tenemos datos para hacer una crítica coherente, y si encima es un gurú quien lo ha dicho, nos arriesgamos a que nos caiga encima una lluvia de críticas. Muchisimas gracias por participar Ismael 😉

  7. Hola Jose Luis, gracias por pasarte. Es posible que yo esté exigiendo que twitter se convierta en algo que no es, como por un ejemplo un foro de discusión. Está claro que cada herramienta tiene sus características, y nos es comparable un grupo de discusión en una red profesional con comprar un par de vacas en el Farmville de Facebook. También puedo estar de acuerdo en que ese buenrrollismo es muchas veces el que nos permite conocer a gente, no lo dudo, pero sigo insistiendo en que a veces sólo nos quedamos en la superficie y no vemos lo que hay debajo.

    Quizás lo que ocurre es que en el 2.0, cuando alguien no nos gusta le damos a "unfollow" o lo quitamos de nuestra lista de contactos, y de esa manera nos quedamos solo con lo que nos gusta, con lo cual es más fácil que se de ese fenómeno del amiguismo 2.0 (ojalá en el mundo 1.0 fuera tan fácil "desfollowear" a las personas que no nos interesan verdad?).

    En todo caso, por muy buenos contactos que tengamos y lo bien que nos caigan, siempre podemos ser un pelin mas críticos, nos vendría a todos un poco mejor. Muchas gracias por participar ;=?

  8. Hola Amalio, gracias por pasarte. Poco que añadir a tu extenso comentario; el efecto guru, en todo caso, creo que por desgracia se daba ya desde el 0.0 o el 1.0; tenemos una tendencia, no se si innata, a prestar mucha mas atención a las personas que tienen un nombre que nos suena o que nos transmite buenas sensaciones: a partir de ahí, todo lo que diga nos parece mas o menos bien y lo transmitimos a los demás.

    Este efecto me recuerda a cuando Ramoncin participaba en debates sociales o políticos, sobre todo en Crónicas Marcianas: cuando abría la boca, todo era aplausos, dijese lo que dijese, porque se expresaba de manera guay, aunque lo que dijera en el fondo fuera un conjunto de mensajes populistas y muchas veces demagogicos. Estoy contigo en que debemos hacer un esfuerzo por separar la persona de la idea: hagamos mas RT a gente q no conocemos y no siempre a los mismos.

    Muchas gracias por participar;

  9. Cierto es que como en todas las cosas,todos pasamos en nuestra aventura en twitter por muchos de estos errores y algunos tenemos la oportunidad de remediarlos y seguir nuestro camino.¿a que llamar error? también es una cuestión de que busca la gente aquí,no se puede crear pautas para que tengan que seguirse,cada uno hace lo que realmente quiere,sea o no un error.
    Cada uno es feliz a su manera,twitteando todo sin leerlo y creyendo ganar así reputación o que su perfil tenga mas resonancia,otros alabando continuamente y sin querer entrar en debates,solo quiere divertirse,e incluso gente que busca la sorpresa de un no se que,pero,todos son felices y no creo que sea bueno indicarles como devén de hacer las cosas.
    Yo tengo mi camino,y con errores y sin ellos no lleva marcada mas que la pauta de ser siempre igual en el 1.0 o en el 2.0,por tanto ,que cada uno encuentre su camino
    gracias por el post

Responder a jose luis del campo Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *